Defensa goleó 5 a 3 a Banfield y el sueño del ascenso está cada vez más cerca

Compartir

INCLUYE VIDEOS| Con un Tomaghello que fue un hervidero, Defensa cosechó un contundente triunfo ante el Taladro de Matías Almeyda. Los goles fueron de Lucero en dos oportunidades, Camacho, Triverio y una joya de Brian Fernández.

Defensa y Justicia goleó a Banfield por 5 a 3, en un partidazo que se vivió en Varela. Los goles del “Halcón” los marcaron Martín Lucero en dos ocasiones, Fernando Camacho, Enrique Triverio y Brian Fernández. En el “Taladro” los tantos fueron de Santiago Salcedo y Ricardo Noir en dos oportunidades. El elenco de Diego Cocca quedó a un punto de Banfield y acecha la cima del campeonato.

En el estadio Norberto Tito Tomaghello se vivió una fiesta, ya que el Defe se impuso con autoridad sobre el puntero del campeonato, y tras un verdadero baile futbolístico, el sueño de llegar por primera vez a la máxima categoría del fútbol argentino parece ser más real, que una ilusión.

Cuando el cronómetro de Fernando Echenique marcó los diez minutos de juego, Juan Martín Lucero abrió la cuenta para el delirio local: 1 a 0. Y no conforme con la mínima ventaja, el combinado de Diego Cocca fue por más y continuó atacando hasta que Fabio Segovia derribó a Lucero y se cobró penal, que el propio Martín se encargó de convertir a los 33 minutos.

En tanto, los de Matías Almeyda reaccionaron antes de irse al descanso. Una pelota profunda de Andrés Chávez encontró a un Juan Cazares decidido a sortear a sus marcas. El ecuatoriano avanzó por el sector izquierdo de la defensa local y cuando quiso enganchar se chocó con la integridad de Axel Juárez. En una infracción que no fue del todo clara, el juez volvió a cobrar un polémico penal en un duelo cargado de emociones. Desde los doce pasos, Santiago Salcedo puso el 2 a 1.

Y a los 60 segundos del adicionado por el árbitro, una rápida jugada que protagonizó Noir a puro amagues, dejó indefenso a Fernando Pellegrino, y tras un remate rasante y selló un 2 a 2, para irse al descanso en paridad.

A los seis de la segunda etapa el marcador volvió a ponerse a favor de Defensa y Justicia. Luego de un córner ejecutado por Emmanuel Aguilera, “Quique” Bologna cometió un grosero error, que le permitió a Washington Camacho anotar el 3 a 2. Desde el piso, el uruguayo se encontró con el regalito que le dejó el guardameta y, sin inconvenientes, infló la red. Ésta vez el golpe iba a ser determinante.

Con los brazos caídos y sin recuperación en la visita, el “Halcón” no mostró piedad y liquidó el choque. Otra falla en defensa le sirvió a Enrique Triverio asociarse con Lucero e imponer el cuarto grito de la noche. Más allá del tiempo que quedaba por disputarse, el puntero ya estaba resignado y la fiesta llegaba a su punto máximo.

La frutilla del postre la colocó Brian Fernández. En una brillante maniobra individual, con caño incluido, el lateral se proyectó con la convicción pertinente para convertir un verdadero golazo. Con el 5 a 2 los tres puntos ya estaban asegurados y la cima del certamen cada vez más cerca.

El descuento de Ricardo Noir en el cierre del extraordinario espectáculo sólo sirvió para decorar un resultado, tan intenso como inesperado. El 5 a 3 reflejó perfectamente el accionar de los máximos candidatos a subir al fútbol grande de la Argentina.

Más allá del triunfo local, con la propuesta que han demostrado ambos protagonistas es muy factible que futuro sea en Primera. Sólo quedará saber cuál de los dos se quedará con el título de campeón.

LOS GOLES

1-0

2-0

2-1

2-2

3-2

4-2

5-2

5-3

Compartir

Comentarios