Denuncian a Florencia Casamiquela de ser ñoqui del gobierno de Tierra del Fuego y cobrar $70 mil por mes

Compartir

Un verdadero escándalo se desató con la varelense,María Florencia Casamiquela, compañera de ruta de Florencio Randazzo. La candidata que aspira a ocupar una banca en el Senado de la Nación, en las últimas horas quedó en el medio de una fuerte polémica, luego de que se conociera su designación por parte de la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, como personal de Gabinete, categoría AA de la estructura política de la Secretaría de Planificación Estratégica, Ordenamiento Territorial y Hábitat de la provincia sureña, con un sueldo de 70 mil pesos.
La información fue revelada por el diario Hoy de La Plata, quien señala que el puesto fue oficializado por la propia mandataria fueguina a través del Decreto 1.797, informado en el Boletín Oficial nº 3.919 el pasado 14 de julio, el mismo día en que se hizo pública la candidatura de la abogada oriunda de Florencio Varela como compañera de fórmula del exministro del Interior. Según se pudo conocer, por dicho puesto la letrada percibiría un salario de entre 60.000 y 70.000 pesos mensuales, lo que despertó la inmediata queja por parte de una importante fracción de la dirigencia política y social del territorio más austral del mundo, que ve en esto una actitud típica del clientelismo político -la candidata fue acusada de ñoqui- en épocas eleccionarias.
Desde el espacio político que conduce Florencio Randazzo intentaron defender a Casamiquela y dijeron: “Florencia rechazó en forma enfática el cargo”. Así lo manifestaron a Hoy allegados al exministro, a la vez que resaltaron que es la propia gobernadora fueguina la que “insiste” con un puesto que, supuestamente, la candidata no desea.
Roberto Camacho, secretario general adjunto de la CTA Autónoma de Tierra del Fuego, señaló que “esta gobernadora nos trata a los fueguinos como si fuéramos indios. Todo el esfuerzo que hacen los ciudadanos para mandar a los chicos a capacitarse y estudiar, y Bertone dice hago lo que se me canta y pone a una persona donde ella quiere, como el caso de Casamiquela”.
“Esto son facturas políticas que tiene que pagar a Randazzo. Sigue el clientelismo político, el nepotismo de un gobierno. Mientras tanto se nos licúan los sueldos a la baja porque dicen que no hay plata, pero después sí hay dinero para estos cargos políticos que ganan 4 o 5 veces más que un trabajador público”, afirmó Camacho.
En el mismo sentido se expresó Horacio Gallegos, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) de la provincia sureña, para quien “esto genera una fuerte disconformidad. Genera bronca en la población porque durante mucho tiempo desde que asumió Bertone no se nos está dando aumentos en los salarios a los compañeros del Estado. Nos licuó la obra social, la caja de jubilaciones, y nombra a Casamiquela con un alto salario”.
A su vez, Gallegos aseveró que “este es uno más de los tantos casos que ha traído Rosana Bertone desde Buenos Aires. Hay un montón de funcionarios que no existen, que no conocemos, que no sabemos si están trabajando, pero este es un caso muy visible porque evidentemente es la compañera de fórmula de Randazzo”.
Los memoriosos recuerdan que la relación entre Rosana Bertone y Florencia Casamiquela nació en el año 2014, cuando la entonces senadora nacional gestionó ante la Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat Social la compra de equipamiento de agrimensura y la contratación de agrimensores para Río Grande y Tolhuin, donde la compañera de Florencio Randazzo oficiaba como funcionaria del gobierno de la expresidenta Cristina Kirchner.
En esos momentos, Casamiquela se desempeñaba como coordinadora de Regularización Dominial, Escrituración y Titulación de dicha comisión. A partir de ese momento, el vínculo entre ambas se hizo frecuente y habrían sido muchas las veces que, a lo largo de estos 19 meses como gobernadora, Bertone contó con la asesoría de la precandidata de Cumplir para diferentes temas, lanzándose recién este mes a efectivizar esa consultoría con un cargo público bancado por los dineros públicos fueguinos.

Compartir

Comentarios