José Duckart, delegado portuario, habló con “ Primera Mañana”  y  explicó el macrismo busca normalizar la intervención de la Administración General (AGP) y nombrar un nuevo directorio con el objetivo  de  controlar los  terrenos   para  sus negociados.

En  ese sentido, los trabajadores del Puerto de Buenos Aires   advirtieron que el interventor de AGP, Gonzalo Mortola, “decidió atrincherarse dando por  finalizada la intervención  y formando un directorio conformado  sus secuaces con mandato por  los próximos 4 años”.

Desde 1989 todos los gobiernos se sirvieron de la Ley N° 23.696 de Emergencia Administrativa que permite al poder ejecutivo nacional «realizar la intervención de todos los entes, empresas y sociedades, cualquiera sea su tipo jurídico, pudiendo transferir y redistribuir sus bienes y fondos conforme lo considere conveniente».

“Se quieren valer de la ley dictada en 1989 de emergencia administrativa  para formar un consorcio en el Puerto de Buenos Aires  y así manejar los terrenos”, contó Duckart.

Y agregó: “La idea es manejar todo el puerto para hacer un emprendimiento inmobiliario, multimillonario, que sería la licitación y el negocio más grande de la  República Argentina de todos los tiempos”.

El gremialista portuario   manifestó que  esta  situación  la vienen denunciando  desde hace dos años “cuando comenzó con una licitación llena de irregularidades, que era por  dos terminales y cuando el señor Nicolás Caputo  fue cónsul en Singapur, vino con un nuevo proyecto  que sería de una sola terminal”.  

“El algo descabellado lo que hace esta gente porque estamos hablando del único Puerto Federal  de Argentina, donde se mueve todo el PBI”,  aseguró.

Además, Duckart, indicó que este negocio inmobiliario lo harían “no con fines  beneficiosos  para el país  y la gente, sino para  con el fin de beneficial a los amigos del presidente”.

El portuario, cuestionó la gestión de Macri en esta materia y  expresó:  “En estos cuatro años se han encargado de precarizar el Puerto de Buenos Aires, le mienten a la sociedad cuando dicen que subió la productividad  y el movimiento de contenedores”. Y  añadió: “Se está trabajando a un 30 % de lo que se trabajaba en 2015”.

En alusión a la  crisis económica a la que  el puerto y sus trabajadores no son ajenos  y repercute de manera directa  Duckart  señaló:  La terminal que represento  trabajaba con 50.000 contenedores en el año 2013  y hoy estamos trabajado con 8000  contenedores mensuales  y nos entran dos barcos por semana”.

 “Trabajamos dos días a la semana cuando lo normal era  tener tres barcos todos los días de las semana”, concluyó el  Delegado De Base del Puerto de Buenos Aires .

Escucha la nota completa:

NG