Denunciaron por discriminación al Ministro porteño que se “comió” el “cuerpo” de Cristo

Compartir

Pasan cosas extrañas en la vida política de esta Argentina. Un ejemplo de ello es el caso del ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro, que fue denunciado ante el INADI por comer una porción de torta con forma del cuerpo de Cristo, en el marco de una muestra de arte.

Aunque el funcionario pidió disculpas a quienes pudieran haberse ofendido tras la difusión de un video en el que se sirve “del cuerpo” Cristo, en las últimas horas acumuló varios pedido de renuncia, el reproche de la Iglesia católica, al menos solicitudes de destitución y ahora una denuncia por discriminación.

Según se supo a través de fuentes confiables, el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (INADI) recibió una queja por la actuación de Avogadro en la inauguración de FACA, una feria privada de arte contemporáneo, en la cual se desarrollaron diferentes intervenciones artísticas. “El ministro de Cultura comió de una obra con forma del Cristo un trozo”, especifica el texto de la denuncia.

“Simbólicamente, en Navidad no se come carne por respeto a Cristo. Su disculpa implica reconocer el hecho, inadmisible en quien es imagen de la cultura de la Ciudad”, argumentó el denunciante Daniel Igolnicov en el escrito presentado en el organismo.

“Su función debe ser prudente, ya que la Cultura es lo que un pueblo hace, cómo respeta los valores religiosos, artísticos y morales. No le corresponde censurar, pero menos difundir lo que puede ofender. Si el ministro come, simbólicamente, la carne de Cristo, es que la sociedad lo puede hacer”, enfatizó el abogado al justificar su presentación.

Según expresó Igolnicov, el ministro “pudo limitarse a ver la obra y eso es respetar la creación, pero tentarse a saborearla es grosero”, consideró. “Puede tener hambre pero solo de Cultura”.

La imagen del funcionario porteño junto a la torta (FOTO) circuló en los últimos días y generó rechazos en las redes sociales, donde representantes de organizaciones religiosas cuestionaron la actitud e incluso pidieron su renuncia. Agrupaciones cristianas repudiaron al funcionario y este martes se abrió una petición en la página Change.Org para pedir su destitución.

Otro abogado, Pedro Andereggen, reclamó ante la Legislatura porteña la apertura de una Comisión Investigadora y el juicio político del ministro por “lesionar derechos personalísimos contemplados en el artículo 51 del Código Civil y por violar el 68 del Código Contravencional, que considera un agravante “perturbar ceremonias religiosas o servicios fúnebres” si en ellas “se produce ultraje o profanación de objetos o símbolos en ofensa a los sentimientos”.

Para Andereggen, la “falta de mesura y decoro configuran objetivamente la causal de mal desempeño de sus funciones, que ha adquirido una gravedad tal que determinan que debe precederse a la remoción del ministro”.

Compartir

Comentarios