Malena Galmarini, titular de Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA), cuestionó cómo gestionó Cambiemos los fondos de la empresa.

“En los últimos cuatro años la empresa fue usada de manera espuria para hacer política partidaria”, confirmó Galmarini y agregó que: “A pesar del relato macrista, la expansión del servicio fue bajísima“.

La titular de Aysa afirmó que en la gestión anterior: “Utilizaban el dinero de una empresa de capital estatal y de capital de los trabajadores para hacer propaganda política”.

Con «propaganda política» Galmarini se refirió al pago mensual que AySA hacía a Boca Juniors para llevar a periodistas a presenciar partidos.

La ex concejal de Tigre sostuvo que Mauricio Macri no cumplió con los objetivos que prometió.

“No le daba un servicio a la gente y no lo expandía a municipios en los que todavía falta agua y cloacas” y concluyó que: “en el medio incorporaron sin ninguna restricción 9 municipios de la provincia de Buenos Aires que estaba fuera de toda norma y esto hizo volcar la empresa”.