Las ventas cayeron un 12% a comparación del año pasado, según un informe difundido hoy por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas tuvieron un ticket promedio de 1.100 pesos, un 37,5% por encima del año pasado, cuando se ubicó en $800.

Como ya se viene detectando la tendencia en fechas especiales, los festejos apelaron más a salidas o reuniones en familia que a obsequios. Los productos más demandados fueron celulares, de perfumería, cosmética y servicios de estética, belleza y cuidado personal”, precisó la CAME.

La entidad atribuyó en parte la baja a que «en algunas ciudades no ayudó el clima de la semana previa, que alejaron a los compradores del mercado, como en la Ciudad de Buenos Aires«, aunque aclaró que «sobre el fin de semana se pudo ver una recuperación de la venta».

El mayor porcentaje de las ventas que se realizaron para el Día de la Madre, corresponde a indumentaria, seguido por calzados y recreación, como gastronomía, spa y espectáculos.

De acuerdo al análisis del organismo, las ventas estuvieron signadas por los planes de hasta 18 cuotas, los descuentos que decidieron realizar algunas marcas y las promociones bancarias, además, la decisión de parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), de devolver el IVA en rubros de alta demanda para los regalos del Día de la Madre.

Este año, la AFIP lanzó el Programa SUMA, una prueba piloto para las compras en florerías, indumentaria y zapatos, perfumerías, joyerías y otros, mediante el cual los contribuyentes podrán «recuperar» el IVA que abonaron en la compra.

La AFIP reintegrará hasta $200 por ticket de compra con un tope de $1.000 en el mes, para lo cual el contribuyente debe cargar los datos de los comprobantes de compras en la web.

Melisa Delgado Niglia