AgenHoy propone un repaso por las distintas clases de sufragios que pueden emitir los electores en estas Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatoria (PASO).

Voto en blanco: Cuando el votante entrega el sobre vacío, sin optar por ningún candidato. Este voto se computa y, generalmente, se asocia a la disconformidad que te puedan generar las opciones que aparecen en el cuarto oscuro.

Voto nulo: El sobre tiene boletas de distintas agrupaciones políticas para un mismo cargo, cuando la boleta está tachada, escrita o rota, adulterada o cuando en el sobre hay objetos extraños.

Voto impugnados: Aquellos emitidos por un elector cuya identidad pueda ser cuestionada por las autoridades de mesa o los fiscales. Por ejemplo, no figurar en el padrón podría ser una de las causas para que el voto entre en esta categoría.

Voto recurrido: Voto cuya validez pueda resultar cuestionada por algún fiscal presente en la mesa. Puede suceder que al abrir el sobre una parte de la boleta está rota. En ese caso el fiscal de mesa puede enviar el caso a la Justicia para que la validez de ese voto sea resuelta por la Justicia Nacional Electoral.

Cortar boleta: Significa que se puede elegir a un candidato a presidente de un partido, pero a legisladores o gobernador de otro. Lo importante es no mezclar candidatos de una misma categoría.

Melisa Delgado Niglia