Fue un estudio hecho sobre extracción de sangre. El mismo dio negativo y se confirmó que el defensor de Independiente no estaba alcoholizado al momento del choque.

Tras el choque, el propio jugador había salido a aclarar que no estaba alcoholizado y también explicó la presencia de latas de cerveza en el baúl de su auto. «Yo venía despacio, a menos de 50, y tenía la prioridad de paso. No me dio tiempo a frenar y me dijo ‘discúlpame, no te vi'», esgrimió.

Con respecto al pack de cervezas, aclaró: «Estaba cerrado, me lo trajo mi tío de Santa Fe y lo dejé en el baúl. Dijeron que estaba tomando y no tomé alcohol».

El siniestro ocurrió a las 2.42 del domingo en la intersección de las calles Ayolas y Hernán Cortés, en Avellaneda, y quedó registrado por una cámara de seguridad que comprueba que el vehículo del futbolista ingresó al cruce a una elevada velocidad.

La pareja que se trasladaba en el Corsa iba en camino hacia el hospital debido a que la mujer comenzó a sentir dolores asociados a su embarazo. En ese trayecto, fueron arrollados por el auto de Franco. Camilia, de 20 años, quedó inconsciente y con golpes en todo el cuerpo. Los vecinos y bomberos los ayudaron a salir del auto.

Melisa Delgado Niglia