El oficialismo buscará convertir en ley lo antes posible, el proyecto que cuenta con media sanción del Senado. Habrá cortes y movilizaciones en contra de la reforma provisional.

El debate por la reforma previsional que plantea el Gobierno continuará esta tarde a partir de las 14 en medio de clima de tensión en el que la Cámara de Diputados buscará convertir hoy en ley en una sesión extraordinaria.

El temario incluirá también la reforma tributaria, que más allá de discusiones puntuales, no implica riesgos para los intereses del Ejecutivo.
Cambiemos deberá asegurarse contar en principio con los 107 votos de sus miembros, sin ningún tipo de sorpresas. No tendrá obviamente los del kirchnerismo, ni tampoco los del Frente Renovador, que firmaron un dictamen conjunto. Ni tampoco los de Evolución, cuyo líder Martín Lousteau elaboró también otro dictamen alternativo.

Por su parte, el bloque Justicialista confirmó ayer las discrepancias con el proyecto oficial, por lo que será muy difícil para Cambiemos contar con sus votos.

En tanto el jefe de Gabinete, Marcos Peña, confió en que el proyecto sea ley, al considerar que Cambiemos va a «conseguir los votos necesarios» para su sanción y aclarar que «no es cierto que se vayan a reducir las jubilaciones».

Mientras tanto, organizaciones sindicales se concentrarán a partir de las 14
en los alrededores del Congreso.

La CTA de capital se movilizará desde Montevideo y Avenida Rivadavia desde las 13.30. La CICOP y Fesprosa, gremio bonaerense y nacional de la salud respectivamente, lo harán en la intersección de las calles Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos.

AgenHoy Digital