Docentes bonaerenses iniciaron hoy un paro de tres días para reclamar al Gobierno de María Eugenia Vidal una nueva oferta salarial que contemple la pérdida de poder adquisitivo de 2018 y realizarán una marcha a Plaza de Mayo junto con judiciales, médicos y estatales de la Provincia.


En la última reunión paritaria, la administración provincial ofreció abonar este año el porcentaje que arroje la inflación más un 5% a cobrar el año que viene, pero no efectuó propuesta por lo que se perdió durante 2018.

En el marco del conflicto y al igual que el año pasado, el Gobierno provincial aseguró que descontará los días de huelga a los docentes.
Junto con los docentes, estatales, judiciales y médicos marcharán este miércoles a la Casa de Provincia en la Capital Federal para reclamar la reapertura de las negociaciones paritarias en todos los sectores.

Los sindicatos que conforman el Frente de Unidad Docente Bonerense rechazó la propuesta salarial presentada por el Gobierno Provincial en la última reunión paritaria porque «achata la escala salarial y no contempla la pérdida de poder adquisitivo 2018», indicaron en un comunicado.

El secretario general del gremio docente Suteba, Roberto Baradel, confirmó que este miércoles, jueves y viernes no habrá clases «por una medida nacional, incluso en las provincias que acordaron paritarias».

NG