El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que 2 de cada 3 alimentos de la canasta básica aumentaron por encima de la inflación, en el último año.

El informe destaca los aumentos que sufrieron los alimentos básicos desde 2015 a la fecha: el pan francés subió un 311%; hamburguesas 306%; queso cremoso 304%; leche 299%; pollo 255%; y fideos el 252%.

“En el mes de septiembre la inflación mensual alcanzó el 5,9% y se ubicó como la tercera más alta del periodo 2016-2019. La devaluación del 30% después de las PASO aceleró el crecimiento de los precios y la evolución del IPC tuvo el crecimiento más alto desde 1992”, apunta el documento.

El informe elaborado por el equipo de economistas de Economía UNDAV, advierte que el peso de la canasta básica individual con respecto a los ingresos de las jubilaciones mínimas ya llega al 91,5% y en el salario mínimo alcanza el 77,9%.En el último año, la canasta básica individual trepó 14,8 puntos porcentuales su peso sobre los salarios mínimos, y se incrementó en 12,9 puntos en la relación con los ingresos de las jubilaciones mínimas.

El informe señala que “la aceleración de la inflación implica una caída del salario real del 3,9% para los trabajadores del sector público, del 5,5% para los del sector privado registrado, del 11,6% para los del privado informal y del 18% para los que cobran el Salario Mínimo Vital y Móvil”.

En el mes de septiembre, los alimentos básicos sufrieron aumentos de hasta el 14,3% mensuales, debido a la aceleración de la inflación post PASO.

Entre los productos que más incrementaron su precio se destacan el pollo (+14,3%), pan (+14,2%), hamburguesas (+11%), salchichas (+10,6%), y la sal fina (+10,2%).

“La inflación interanual alcanzó el 53,5% aunque alimentos y bebidas (56,9%) y salud (71,8%) crecieron por encima del promedio, lo cual evidencia que el proceso inflacionario tiene impactos asimétricos según el ingreso, afectando a las clases trabajadoras y populares”, expone el informe.

En base a datos del INDEC, el documento universitario subraya que la diferencia entre las metas de inflación proyectadas por el gobierno y la inflación real ya asciende a 228 puntos porcentuales.

El informe sentencia que “para entender el desboque inflacionario desde diciembre del 2015 a la fecha hay que mirar dos costos fundamentales para la economía doméstica: el precio del dólar y las tarifas de los servicios públicos”.

El shock tarifario impactó en los hogares y empresas con aumentos que en algunos casos alcanzaron el 2000% acumulado en casi 4 años”. “A su vez, la devaluación en el período 2016-2019 supera ya el 500%”, completa el informe.

Melisa Delgado Niglia