Dujovne defendió el peso, negó “bono” a jubilados y pidió paciencia: “Nos espera un momento difícil y duro”

Compartir

El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne celebró el debut de la nueva política monetaria con “bandas” de flotación para sostener al dólar, descartó un pago extra o bono a los jubilados para fin de año y reclamó “paciencia” a los argentinos que tiene inconvenientes para pagar las cuentas o llegar con sus sueldos a fin de mes. “Le pido a la gente que tenga paciencia, nos espera un momento difícil y duro pero luego saldremos adelante”, aseguró.

“En el primer día el sistema funcionó, se hizo la primera licitación de las letras de liquidez (Leliq), donde queremos ir reforzando el concepto de que la base de una moneda sana y de la estabilidad viene de la mano de la fortaleza del peso y no de la intervención”, aseguró el jefe del Palacio de Hacienda.

“Queremos dar la señal de que la emisión está controlada, donde la cantidad de dinero no va a crecer bajo ningún motivo. Esto da una certidumbre a quien tiene pesos de que los pesos circulantes siempre serán los mismos, lo que tiende a fortalecer nuestra moneda”, amplió el funcionario.

En el debut de las “bandas”, el dólar experimentó una baja, cerrando en el mercado minorista a $ 40,76, tendencia a la baja que se mantiene en la jornada de este martes.

“Tenemos un piloto de tormentas muy bueno, sabemos que vienen meses muy duros”, dijo por Mauricio Macri, y recalcó que con la entrada de Guido Sandleris al Banco Central y la restricción a la emisión de pesos, la moneda local se fortalecerá por la menor cantidad de circulante. “Tenemos un tipo de cambio extremadamente competitivo”, enfatizó.

Al ser consultado respecto de declaraciones del titular del Central, quien durante un reportaje dijo que no compraría dólares en este momento, afirmó: “Creo que tenemos un tipo de cambio en niveles extremadamente competitivos, el peso está en un valor muy bajo y junto con esto estamos implementando una política monetaria muy sana”.

Según dijo Dujovne a radio La Red, “estamos atravesando una recesión, la Argentina va a estar en recesión por un tiempo”. En ese marco, admitió que la mala coyuntura económica que padecen millones de argentinos, reconoció las situaciones de angustia y remarcó el incremento del gasto social previsto en el Prepuesto 2019. “Tenemos muchos desempleados, no somos insensibles, el Presupuesto no es infinito, ¿a quién no le gustaría gobernar con un presupuesto infinito?”, se preguntó, aunque reconoció que el objetivo principal es reducir el déficit fiscal.

En esa línea, recordó que los jubilados y beneficiarios de AUH reciben actualizaciones de su haberes por ley y descartó un bono de fin de año. “Por ahora no está prevista una ayuda especial para los jubilados”, subrayó.

Compartir

Comentarios