El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina y presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, aseguró que las políticas de congelamiento de precios que planea Cambiemos para palear la inflación puede provocar consecuencias: “Va a reventar todo como en el Rodrigazo”.“Hay conversaciones del Gobierno con proveedores, fabricantes y supermercados para congelar precios”, reconoció el dirigente y pidió “ser cuidadosos con lo que se firma”.


Por otra parte, dejó en claro que el Gobierno negocia “empresa por empresa” a ver cual se sumará a la política que está trabajando el secretario de comercio Ignacio Werner.


De todos modos Funes de Rioja se remontó a un recordado episodio de la economía argentina como fue el Rodrigazo, cuando el entonces ministro de Isabel Martínez -Celestino Rodrigo- realizó un shock devaluatorio en la moneda y provocó una inflación anual superior al 700%, el aumento del 200% en los precios nominales y el desabastecimiento de combustibles y otros productos.


“No se pueden pisar los precios o congelarlos como una medida aislada. Si no se hace en el marco de un proceso de reestructuración macroeconómica, va a reventar todo como en el Rodrigazo”, advirtió el dirigente.


Según trascendió el Gobierno cuenta con el visto bueno de entre 30 y 40 empresas para fijar los precios de la harina, aceite y otros productos básicos al menos por seis meses.

NG