Economistas y empresarios se muestran a favor de reabrir el canje

Compartir

Lo anunciaron luego de que la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner informará sobre el envío al Congreso del proyecto de ley para abrir el canje de deuda.

Representantes del ámbito empresarial y económico coincidieron en calificar de “muy positiva” la reapertura del canje de deuda anunciado el lunes por el Gobierno Nacional.

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Urtubey, ponderó la decisión del Gobierno nacional de “impulsar todos los pasos” necesarios para que la Corte de EEUU se aboque a tratar la causa contra fondos buitre y de esta forma buscar revertir el reciente fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York.

Tras señalar que sus palabras debían ser tomadas como una “reflexión personal”, Urtubey dijo que “el proyecto de reabrir el canje, es una medida razonable” y que el “swapp de bonos para garantizar el pago de intereses, en un marco opcional de adhesión, es también una opción que permite cumplir con la deuda soberana”.

Por su parte, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, calificó como “un paso sensato y positivo” el anuncio de la mandataria.

“Es un paso sensato y positivo reabrir el canje para ese pequeño por- centaje de bonistas que todavía no se anotaron en los anteriores”, dijo Cornide. Agregó que “todos sabemos la voluntad de pago que tiene el país, y en este caso, la presidenta ha ofrecido nuevamente una solución para evitar el tema de los embargos”.

En tanto, el presidente de Fedecá- maras, Rubén Manusovich, coincidió también que la decisión de enviar un proyecto de ley para reabrir el canje de deuda, es una nueva “demostra- ción de la voluntad de Argentina de honrar sus compromisos, a pesar de la inequidad del fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York”.

“Nuestro país ha pagado todos los intereses y lo más importante es que lo ha hecho con recursos genuinos”, señaló el titular de Fedecamaras. También expresó que “esta situación era impensable cuando en la crisis del 2001 Argentina estuvo al borde de la desintegración social”.

Comentarios