Desde los estudios de radio AgenHoy, el periodista habló de la Cumbre del G20  en Japón y los encuentros que  lleva adelante el presidente Macri con los líderes internacionales. Además se refirió a las reuniones que Alberto Fernández y Roberto Lavagna, tuvieron por separado, con representantes del FMI .

Cumbre G20

En su primera actividad oficial en la cumbre del G20 en Osaka (Japón), Mauricio Macri se encontró con Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). La reunión se extendió por cuarenta minutos y sirvió para ratificar el apoyo de ese organismo multilateral a la política económica que aplica la administración de Cambiemos.

“En lo que va del año fugaron 30 mil millones de dólares del circuito legal de la argentina por lo tanto el Banco central tiene que cubrir, de modo tal que esos préstamos, que se suponen que son para reformas estructurales, han servido en buena medida, para cubrir lo que sería una “bolsa pinchada” . Los problemas estructurales de Argentina son mucho mayores que los que este gobierno viene relatando “, contó Anguita.

Alberto Fernández y Roberto Lavagna con el FMI

Los precandidatos a presidente Alberto Fernández  (Frente de Todos) y Roberto Lavagna (Consenso Federal) se reunieron, cada uno por separado, con dos de los representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se encuentran en la Argentina.

En la primera reunión participó el compañero de fórmula de Cristina Kirchner, que al término de la conversación reiteró su postura de «reformular los acuerdos» con el organismo de crédito.

Además, destacó que el pacto acordado entre Mauricio Macri y Christine Lagarde «no cumplió con el propósito de reducir la deuda y la inflación, recuperar el crecimiento, generar empleo y combatir la pobreza».

En ambos encuentros con los candidatos peronistas estuvieron el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, y el representante del FMI residente en Argentina, Trevor Alleyne.

En ese sentido Anguita dijo que Alberto Fernández lo corrió por derecha a  Werner asegurando que  “ el  acuerdo no se firmó de acuerdo a los estándares del FMI, que dice que el dinero que presta el Fondo, no es para asistir a un gobierno y para la fuga de capitales, sino para reformas estructurales”.

Escucha la columna completa:

NG