En su columna de los martes en “Primera Mañana”, el periodista analizó  el escenario político nacional en plena campaña electoral.  La sorpresa de la semana la dio la izquierda con la expulsión de Jorge Altamira del Partido Obrero, lo que abrió una crisis interna.

En medio de la campaña electoral y una inédita unidad de las fuerzas de izquierda, el histórico dirigente Jorge Altamira quedó fuera del Partido Obrero (PO) por intentar crear su propia facción, tras ser desplazado de la conducción en un congreso partidario que ahora encabezan el legislador porteño Gabriel Solano, el diputado Néstor Pitrola y la candidata a vicepresidente Romina del Plá (FIT-Unidad), entre otros referentes trotskistas.

“Hoy día pensar en las fuerzas políticas que compiten lectoralmente, es  pensar en espacios y acuerdos políticos”, dijo Anguita.

 Según han publicado  varias encuestas la fórmula de Frente de Todos aventaja  a la de Juntos por el Cambio. Por ejemplo la consultora Gustavo Córdoba  asegura que la intención de voto a presidente de las PASO  es de un 40, 5 % a Alberto Fernández y un 32, 9 % a Macri.

“Lo que están diciendo las encuestas efectivamente es que la fórmula Fernández- Fernández se acomodó muy bien”, indicó el periodista. Y aseguró: “Y no solamente se acomodó muy bien en el sentido que Cristina Fernández paso a segundo plano, sino que cualquier observador político puede advertir que la centralidad la toma hoy Alberto Fernández”.  

Escucha la columna completa:

NG