Un relevamiento privado dio a conocer que debido a la crisis económica un gran porcentaje de la sociedad tuvo que pedir un préstamo para cumplir con sus obligaciones.

Una encuesta nacional realizada por Reyes-Filadoro junto a Numeral 8 mostró la brecha económica existente entre quienes votarán a Alberto Fernández y los que lo harán por Mauricio Macri. En ese marco, los que elijan al Frente de Todos tienen mayores dificultades para llegar a fin de mes en comparación con el electorado de Juntos por el Cambio.

El relevamiento sostuvo que 4 de cada 10 personas no alcanza a cubrir los gastos del mes y que para compensar la falta de ingresos, el 71% tuvo que recurrir a un préstamo o a un crédito.

Asimismo, el principal destino del dinero solicitado fue solventar gastos corrientes del mes como alimentos, vivienda, impuestos o servicios (64%) y pagar deudas anteriores (20%).

Además, el sondeo dio cuenta que la mayoría pidió dinero prestado a un banco (31%), a familiares y amigos (33%) o a la Anses (14%), mientras que el 20% se vio obligado a recurrir a una financiera o a un prestamista informal.
En ese aspecto, el 43% de las personas endeudadas expresa no poder cumplir con los pagos en tiempo y forma, a pesar de que el 85% de los préstamos son por un monto menor a $15.000.

La encuesta reveló que “la grieta que divide a los votantes de Juntos por el Cambio de los votantes del Frente de Todos es socio-económica”. El 56% de los votantes de Alberto Fernández no llega a fin de mes y el 84% reporta ingresos en su hogar por debajo de la canasta básica total estipulada por el Indec en $33.000.

Por el otro lado, sólo el 14% de los votantes de Mauricio Macri tiene esas dificultades y el 41% puede, incluso, ahorrar parte de sus ingresos mensuales.

El sondeo de 1200 casos fue realizado entre el 15 y el 17 de octubre a través de un sistema mixto de encuestas (70% IVR y 30% presencial), registrando un margen de error de +/-2,8% para un nivel de confianza de 95%.

Agenhoy