El 70% de la gente dice que estaba mejor antes de la gestión de Macri

Compartir

De acuerdo a una encuesta realizada por la Universidad de San Andrés (UdeSA), antes de la megadevaluación, el 70% de la población está insatisfecha con la marcha del país y sólo un 19% aprueba la gestión del gobierno. Las cifras de la aprobación de la gestión de Macri son similares. El 64% la desaprueba y sólo un 34% la respalda.

Hay un indicador que probablemente genere urticaria en el equipo de comunicación de Cambiemos. Tiene que ver con que el 70% de los consultados considera que su situación empeoró desde que Macri asumió el poder. Sólo 13 puntos consideran que está mejor y otros 13 evalúan que sigue igual.

La encuesta desglosa por temas esta evaluación retrospectiva. Aquí aparece la economía como el punto más débil del oficialismo. Por ejemplo, en materia de inflación, el 70% considera que CFK manejaba mejor la situación que Macri. Respecto del desempleo hay un 63% que considera que la gestión anterior era más eficiente que la actual y un 62% opina lo mismo sobre los salarios.

Otro sondeo que circuló en los últimos días, y que muestra cifras similares respecto de las expectativas sobre el futuro, es el de Ricardo Rouvier. En esa encuesta hay un 70% que piensa que el gobierno no logrará disminuir la inflación.

“La población está sumergida en una gran incertidumbre –dijo Rouvier–. Nadie sabe qué va a pasar con el gobierno. Aparecen rumores sobre una gestión de transición. No sé si va a pasar eso, pero las versiones empiezan a tener consistencia por la situación”.

El sociólogo destacó un dato que debería prender las alarmas de toda la dirigencia política, a pesar de que el más golpeado sea el oficialismo. “Hay un tufillo a 2001 y la potencialidad de una crisis de la política en su conjunto. El tema de los cuadernos y la recesión le pegan a la política durísimo”.

“De todos modos –agregó Rouvier–, la mayoría de la sociedad quiere que el gobierno termine su mandato. Esto ocurre a pesar de que es muy distinta la situación de los sectores más vulnerables económicamente, que por momentos quieren que todo cambie de inmediato por la angustia que tienen, y la clase media, que también está enojada pero que prefiere el orden institucional”.

Compartir

Comentarios