Ayer se reunieron intendentes peronistas con legisladores bonarenses para debatir sobre el Presupuesto 2019 que busca aprobar el Ejecutivo provincial. ‘Primera mañana’ dialogó con Gustavo Arrieta, intendente de Cañuelas.

 

 

Luego de la reunión, los mandatarios locales emitieron un comunicado en el que repudian el proyecto de presupuesto bonaerense y exigen su reformulación.

 

«Ayer fue la primera reunión de intendentes con diputados y senadores y pudimos avanzar en un diagnóstico sobre los principales puntos a discutir para intentar consensuar o marcar diferencias con el oficialismo, y en los próximos días esperamos un encuentro con los interlocutores que defina la gobernación provincial», señaló Arrieta.

 

En cuanto al texto de la presentada Ley de leyes, el intendente manifestó: «Hay cosas que no están bien para los municipios y sobre todo para los habitantes y la comunidad», y agregó: «El Presupuesto provincial contempla ajuste en casi todas las partidas, y en algunos casos ese ajuste es tan intenso que tiene valores nominales inferiores a lo presupuestado en 2018, como en el Instituto de la Vivienda, el Ministerio de Agricultura, de Producción, en Astillero Río Santiago».

 

En esa misma línea, el líder comunal de Cañuelas dijo: «Si uno toma el Presupuesto del año pasado y le agrega una inflación estimada hacia la baja, los montos emergentes de las partidas presupuestarias están por debajo de la actualización inflacionaria».

 

Además, sostuvo que hay sólo dos partidas que están contempladas con un presupuesto elevado al de la inflación: «por un lado, la de los intereses de deuda y por el otro, la publicidad y propaganda, que registra un aumento de 120% respecto del año pasado».

 

Sobre la deuda, Arrieta opinó: «Nos preocupa que se pida un endeudamiento cercano a 68 mil millones de pesos, o de 103 mil millones, de acuerdo a detalles de planilla anexa; la deuda acumulada en provincia de Buenos Aires con estos números llega al 75% del presupuesto».

 

Asimismo, también indicó que a los intendentes les preocupa también «el juego online».

 

Respecto de la transferencia de subsidios a los municipios, el funcionario afirmó: «No podemos hacernos cargo de estos subsidios; del Ceamse, del transporte, y de la tarifa eléctrica».

 

Además, agregó que «hay países donde existe el subsidio a tarifas sociales» pero que «en todos los casos se hacen cargo los gobiernos nacionales o provinciales; y aquí estamos frente a una descentralización brutal de obligaciones de las que siempre se hizo cargo el gobierno nacional o provincial sin transferencia de recursos en un escenario económico y financiero bastante complicado».

 

En cuanto a la situación de Cañuelas, Arrieta dijo: «No estamos en condiciones de afrontar estos gastos, y creo que es la misma situación que el 99% de los municipios, ¿qué hacemos para costearlo? ¿le sacamos combustible a patrulleros, desatendemos la salud, aumentamos las tasas?»

 

 

COMUNICADO OFICIAL DE INTENDENTES PERONISTAS

“EL PRESUPUESTO DE LA PROVINCIA PERJUDICA A LOS MUNICIPIOS Y PONE EN RIESGO LA REPRESENTACIÓN INSTITUCIONAL”

Intendentes peronistas nos oponemos al proyecto de presupuesto 2019 presentado por el gobierno de la Provincia y exigimos su reformulación, porque entendemos que no sólo establece recortes inadmisibles en áreas clave, sino que es una intromisión en la autonomía de los Municipios y pone en riesgo la representación institucional.

El ajuste propuesto por Cambiemos a nivel provincial sigue la misma lógica del gobierno nacional: un presupuesto que no resuelve el déficit, sino que lo terceriza. La Nación hace que lo absorban las provincias y Buenos Aires, los Municipios.

El presupuesto provincial contempla ajustes en casi todas las partidas que tienen que ver con el bienestar de la comunidad, no llegando a cubrir el valor nominal más inflación del año en curso en la inmensa mayoría de las áreas.

Lo que el gobierno llama gasto público son derechos esenciales. Pero no sólo eso, sino que además de recortar recursos fundamentales para la salud, la educación y la seguridad, limitan las herramientas de financiamiento con las que contamos los Municipios. Es decir: nos transfieren los problemas pero no los recursos para hacernos cargo y resolverlos.

La gente vota a los intendentes para que gobiernen los Municipios. ¿Cómo vamos a hacerlo si tenemos cada vez menos recursos y más trabas para hacerlo? Es por este motivo que nos oponemos a que las Comunas se deban hacer cargo de los subsidios al CEAMSE y al transporte, al igual que del subsidio a la tarifa social. En este caso, los Municipios desconocemos el monto de la misma, ya que los beneficiarios son determinados por el gobierno provincial. Como lógica consecuencia, rechazamos el tope para el aumento de las tasas municipales, ya que la disposición lesiona aún más la autonomía en un escenario de absorción de obligaciones sin precedentes.

En este sentido, creemos que es el momento de dar el debate sobre la necesidad de ampliar la Coparticipación de los Municipios. Tomando en cuenta el crecimiento en las responsabilidades que el gobierno de la Provincia nos deriva, nuestro reclamo es llevar del 16,14% al 20% el porcentaje referido al reparto de la recaudación impositiva correspondiente.

A su vez, nos oponemos a que la Provincia continúe profundizando su endeudamiento, comprometiendo incluso el dinero que les corresponde a nuestros jubilados y jubiladas.

También vemos con mucha preocupación que el presupuesto no contemple partida alguna que permita aliviar el peso de los desmedidos aumentos de la energía que sufren los habitantes de la Provincia de Buenos Aires, el sistema productivo y de servicios y el propio Estado, en especial los Municipios, que deben hacerse cargo del alumbrado público íntimamente relacionado con un plan de seguridad y el consumo de los hospitales municipales.

El gobierno bonaerense invierte únicamente el 1% de los recursos con los que cuenta en concepto del Fondo Educativo en infraestructura. En un contexto de Emergencia educativa como el que está atravesando nuestra Provincia, donde para millones de alumnos, alumnas y docentes bonaerenses ir a la escuela representa un riesgo en sí mismo por el mal estado de los establecimientos, los intendentes le solicitamos a la gobernadora que destine el 50% del Fondo para realizar obras que mejoren la realidad edilicia de nuestros colegios, tal como se nos exige y hacemos los Municipios. A su vez, las Comunas requerimos poder disponer parte de los recursos que se nos asignan para educación formal, educación informal, cultura, ciencia y tecnología.

Asimismo, reclamamos que se constituya un Fondo de Seguridad y un Fondo de Infraestructura Social, cuya distribución sea estipulada según el CUD (Coeficiente Único de Distribución) entre los Municipios durante los primeros 8 meses del año.

Los intendentes representamos la voz y el sentir de millones de bonaerenses y gestionamos para aportarles soluciones. Por eso, solicitamos a las autoridades que revean el presupuesto porque de ninguna manera vamos a acompañar un proyecto como éste que atenta contra la calidad institucional y consolida un modelo de Estado que se ausenta frente a las necesidades justas, elementales y urgentes de los vecinos y vecinas de la Provincia.

 

 

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA:

https://soundcloud.com/radio-97-7/211118-primeramanana-gustavo-arrieta-intendente-de-canuelas

 

Carolina Bisgarra