Compartir

De acuerdo a lo señalado por la encuesta mensual de precios de los 57 productos que componen la Canasta Básica de Alimentos (CBA) desde el Índice Barrial de Precios (IBP) en 420 negocios de 20 distritos del Conurbano Bonaerense, en el mes pasado los precios de esos productos se incrementaron un 3,43%.


El informe, realizado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) refleja que una familia de dos adultos y dos niños pequeños necesita desde marzo $6.634,78 para alimentarse adecuadamente durante treinta días y no caer por debajo de la línea de indigencia.
Según los datos reflejados durante marzo, la tendencia de los precios se mantiene en alza. Algunos de los productos que tuvieron mayores incrementos son las naranjas (47%), los huevos (33%), el pescado (30%), el pollo (18%), el asado (12%) y el pan (20%).
Recordemos que el INDEC dio a conocer el aumento de precios en relación al mes de marzo y determinó que el promedio de la inflación nacional afectó en un 2,3%, acumulando un alza del 6,7%. Sin embargo, en el Conurbano bonaerense, los precios de alimentos fueron marcados por un 3,4% de aumento, muy por encima del determinado por el INDEC.
Según el informe que marca el ISEPCI, la variación de la canasta básica del primer trimestre fue de un 7,9%, casi la mitad de la estimada por el Banco Central para todo el 2018. Es que los datos relevados por el Instituto reflejó que en diciembre de 2017, una familia necesitaba $6.144 para alimentarse, mientras que a marzo de 2018 necesita $6.634, casi $500 más, lo que marca un porcentual cercano al 10%.

Compartir

Comentarios