El dólar que superó ayer los 28 pesos, un máximo histórico, podría pegar un salto y llegar a los 30 pesos, según los analistas del mercado.

Germán Fermo, director de Macro Finance, dijo al diario Ambito Financiero que hace unas semanas atrás en el mercado se llegó a hablar de un dólar a $ 30 y en ese momento pareció algo lejano, pero en los niveles actuales, aparece como verosímil.

«A esta altura a mí no me sorprendería que en las próximas semanas toque ese nivel. Estamos en una Argentina ´bi nominal´, vos te levantas a la mañana y no sabés qué va a pasar. Me hace acordar a la hiperinflación del ´89.», afirmó.

«Nos perdimos dos años y medio para terminar ajustando ferozmente con esta devaluación, y en el medio tuvimos u$s 100 mil millones de deuda, más u$s 50 mil del Fondo».

Después de aumentar casi 22% en mayo, el dólar ya suma un alza de 11,4% en junio. Desde que empezó el 2018 se encareció 50,3%, frente a una inflación que se aproxima al 14% en el primer semestre del año.

En doce meses el salto del tipo de cambio fue de 76,3%, frente a una inflación inferior al 30 por ciento.

Asimismo, Diego Falcone, head portfolio manager de Cohen, dijo al diario La Nación que la dinámica da aire al Central, al licuar sus pasivos. «La única estrategia lógica que vemos es que estén dejando subir el dólar para licuar el próximo vencimiento de Lebac del martes que viene», afirmó el economista, quien advirtió el impacto negativo de esta acelerada depreciación sobre los números de quien invirtió en Lebac en la última licitación -el 14 de mayo- con un dólar a $25,51.

Mientras que Alejandro Bianchi, gerente de inversiones de InvertirOnline, afirmó a Infobae que «el efecto sobre el tipo de cambio es aún incierto», puesto que «el compromiso con el FMI implica a su vez, que la flotación será pura, dejando el Central de intervenir para bajar su volatilidad. Esto puede implicar mayor volatilidad del tipo de cambio a futuro».

Según los analistas, el gobierno no puede defender el peso mucho más sin reformas económicas más profundas y cuestionan la capacidad de Mauricio Macri para promover recortes significativos en los gastos del gobierno el próximo año mientras compite por la reelección.

«El banco central no puede defender el peso mucho más tiempo, ni debería hacerlo», dijo Win Thin, jefe global de mercados emergentes de Brown Brothers Harriman. «Mucho dependerá de si Argentina puede seguir con el programa (FMI).», según consignó la agencia Bloomberg.

Para, Alejandro Cuadrado, jefe global de divisas en BBVA, la crisis cambiaria en Argentina está lejos de terminar, al contrario.

El economista dijo que el dólar podría alcanzar máximos «estratosféricos» sin la intervención del banco central.

«Todavía dependemos mucho del flujo. Y el ARS (peso argentino) está bastante desnudo», dijo desde Nueva York, según Bloomberg.

Cuadrado, que fue el segundo pronosticador más preciso para el peso en el primer trimestre de acuerdo con las encuestas de Bloomberg, está revisando el pronóstico del peso del actual 27,5/USD

Ezequiel Bértola