Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social, se refirió a las personas que reciben actualmente planes sociales.

«Tenemos hoy 600.000 personas que están bajo planes sociales, que cobran la mitad del salario mínimo. Lo que estamos planteando es que trabajen, realicen actividades», declaró el funcionario.

El ministro detalló que están trabajando para que los beneficiarios de planes «pinten escuelas antes de que comiencen las clases, y se capaciten en la UOCRA, y llevarlo luego al sector privado con obras públicas de menor escala, y otras actividades».

Arroyo enumeró cinco rubros «clave a la hora de vincular planes sociales con trabajo: construcción, producción de alimentos, textil, cuidado de personas y reciclado».

«La idea es que capacitemos, acompañemos, y generemos un puente para que las personas tengan más capacidades para conseguir changas o efectivamente consigan el trabajo y ahí salgan del plan», concluyó.

Agenhoy Diario