Compartir

El gobierno bonaerense aprobó un aumento del 42,76 por ciento en la tarifa de la Verificación Técnica Vehicular (VTV), que quedará en 876,97 pesos con IVA incluido, medida quecomenzará a regir desde hoy.


La Resolución 706 publicada en el Boletín Oficial de la Gobernación aprobó la suba tarifaria solicitada por las concesionarias y fijó “el valor máximo de la tarifa básica del servicio de VTV en la suma de $724,77 pesos más el Impuesto al Valor Agregado (IVA)”, es decir, 876,97 pesos -hasta ayer pagaban 614 pesos.
Esos montos son para los vehículos de hasta 2.500 kilos que tengan que efectuar la verificación porque se les venció el trámite, y que hasta ahora costaba 614,32 pesos.
Mientras que quienes tienen la VTV vigente al momento de hacer la renovación anual antes pagaban 568,24 y ahora deberán abonar 811,21.
También regirán los aumentos del resto de las categorías del servicio : motovehículo; vehículo de más de 2.500 kilos; remolques, semiremolques y acoplados de hasta 2.500 kilos, y remolques, semirremolques y acoplados de más de 2.500 kilos.
Según se explicó los taxis y remises que tienen que hacer la VTV cada seis meses y tengan más de cinco el modelo del vehículo pagan la mitad del precio estipulado: 484,53 pesos.
El sistema de verificación técnica vehicular abarca a todos los vehículos matriculados en la provincia de Buenos Aires en un régimen de inspecciones técnicas aranceladas, periódicas y obligatorias aplicables.
Según las últimas estadísticas disponibles, cerca del 25 por ciento de los vehículos no supera la prueba.
Entre las fallas más recurrentes que se encuentran en los vehículos que van a realizar la VTV están las luces que no funcionan correctamente o directamente se encuentran dañadas. Después siguen los amortiguadores y frenos y en tercer lugar las rótulas.
En el caso de los frenos tiene relación con el desequilibrio en el freno trasero; en el caso de las rótulas es más grave porque sostiene el tren delantero y las cubiertas. Si la misma está floja y se quiebra o termina de zafar puede generar un serio problema para el vehículo y sus ocupantes. En el último caso la situación es llamativa porque quién lleva el vehículo sabiendo que tiene alguna de las luces sin funcionar va con el desaprobado seguro, y con la necesidad de regresar en una segunda oportunidad.
Hay tres opciones una vez terminada la verificación. Que el vehículo esté apto y puede circular sin problemas. Condicional, que puede circular el vehículo pero el titular tiene 60 días como máximo para hacer una reverificación, sin pedir turno; y rechazado significa que no podrá circular hasta tener aprobada en forma absoluta la VTV, porque se encontraron varios problemas en el rodado.

Compartir

Comentarios