Compartir

El Gobierno bonaerense logró un avance en la paritaria con los estatales al lograr que los gremios acepten analizar en asambleas la oferta salarial de un 15% de aumento, aunque debió mejorarla tras un cuarto intermedio ante la postura sindical.


Fue el primer encuentro paritario entre funcionarios bonaerenses y sindicalistas de empleados estatales y, si bien por ahora no hay acuerdo, ya que la Administración de María Eugenia Vidal mantiene la oferta de incremento del 15%, los representantes de UPCN, Fegeppba, Soeme y Salud Pública aceptaron analizar la propuesta en sus respectivas asambleas convocadas para este miércoles y darán una respuesta.
En cambio, ATE rechazó de plano el ofrecimiento y ratificaron la medida de fuerza para este jueves que desarrollará junto a los profesionales de la salud del Cicop y los judiciales de AJB.
La propuesta que pusieron sobre la mesa los funcionarios fue un aumento del 15% respecto de diciembre de 2017, en 3 cuotas, pagaderos retroactivo a enero un 5%, luego en mayo 4 % y septiembre 4 %, que según afirmaron, impacta en el básico.
Fue el secretario general de Fegeppba, Jorge Baldovino, quien reclamó que en lugar del 5 % en el primer tramo sea mejorado al menos de un “8%”, según detalló, y además solicitó se “incorpore” a la propuesta del gobierno la cláusula gatillo o de revisión efectiva en el mes de octubre.
Entonces el Gobierno decidió elevar a 7% el primer tramo y además agregar efectivamente la cláusula de revisión en octubre, cuando se paga el sueldo de septiembre y allí reabrir la paritaria para analizar la situación, aunque se aclara que no se trata de una actualización automática.
Según explicó el ministro de Economía, Hernán Lacunza, la cláusula consiste en que en octubre, si se verifica un aumento superior a la inflación, se reabra la paritaria para a analizar si se aumenta.
Por último desde el Gobierno ofrecen un plus por “calidad y continuidad de servicio” de $ 3000 anual en tres cuotas, pagaderas en mayo, agosto y noviembre.
La oferta fue rechazada de forma “categórica” por ATE y Cicop, mientras que desde Fegeppba, que agrupa a varios gremios de estatales, y UPCN, que fueron quienes pidieron el “esfuerzo” al Gobierno de mejorar la primera propuesta, se comprometieron considerarla.
Pero además el “plus” generó discordia entre los diferentes gremios, ya que ATE lo rechazó en virtud de que consideran que hablar de “presentismo” o “continuidad de servicio” es “presuponer que los trabajadores del Estado son todos vagos y no hacen lo que tenemos que hacer”, según sostuvo el titular de ATE, Oscar de Isasi.

Compartir

Comentarios