Frente a la ola de denuncias por los aumentos constantes de precios, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, pidió a la Federación Argentina de Supermercados (FASA); la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y a los autoservicios mayoristas que no compren productos con aumentos de precios y denuncien a las empresas que remarcan o entregan menos mercadería.

El presidente de la Cámara de Autoservicios Mayoristas (Cadam), Alberto Guida, expresó a BAE Negocios que “el pedido de la secretaria Paula Español es que no se compre a las empresas que vienen con aumentos y que las denunciemos ante el Gobierno para que queden bien identificadas”.

La Copal intentó sin éxito lograr un aumento de los Precios Máximos, basado en un presunto incremento de los costos, pero los mismos seguirán iguales hasta el 20 de mayo.

La videoconferencia con la funcionaria –anticipada por este medio el pasado lunes- se produjo al mediodía y también participaron el presidente de CAS, Ricardo Zorzón; y FASA, Víctor Palpacelli. En tanto, Guida puntualizó que los proveedores industriales “deberán retrotraer los aumentos que aplicaron y volver a otorgar los descuentos y bonificaciones sacados”.

Por su parte, Zorzón coincidió en todos los planteos del titular de CADAM, al tiempo que remarcó que “la industria no podrá subir los precios como está presionando y debería retornar con los beneficios que eliminaron en los últimos tiempos”.

Sin embargo, mostró dudas en cuanto al acatamiento de los industriales: “Nos dicen que aumentaron los precios de las commoditties y que no van a vender por debajo del costo”.

Hace unos días, el propio Palpacelli había solicitado la reunión. «Estamos viviendo entre las inspecciones del Gobierno para Precios Máximos y las presiones de la industria que avanza en modificaciones en las listas de precios», había asegurado a este medio.

Los nuevos listados presentan aumentos promedio del 10% en la harina; subas en los derivados (fideos, polenta, tapas para empanadas y tartas); aceite (de girasol y soja); huevos, y productos de limpieza y perfumería. «No podemos sostener los márgenes», aseguró Palpacelli. «Estamos a su vez presionando a la industria para no convalidar las listas», afirmó.

Palpacelli contó que los proveedores no entregan los productos en las cantidades requeridas si no se les aceptan las subas. “Se enfrentan muchos casos donde el proveedor si no se le aceptan los aumentos, dice que entregará la mitad de la mercadería o nada», indicó.

El titular de la cámara que agrupa a los supermercados de Rosario, Sergio López, también se expresó en el mismo sentido. “Estamos informando al Gobierno sobre todos lo que quieren abusarse en esta situación de extrema delicadeza, donde el consumo está mal”, señaló.

Las cadenas provinciales, en una posición poco usual, tomaron la determinación de no convalidar subas de precios y denunciar a las empresas industriales que se abusen de los consumidores.

Rodrigo Gauna