Compartir

El ministro de Producción, Dante Sica, destacó que “estamos recorriendo los últimos metros de esta crisis” y que el mercado cambiario “se encuentra cada vez más cerca de una estabilización, lo que permitirá una baja de las tasas de interés para empezar a tener una economía que le dé respiro a la cadena de pagos” de las empresas pymes.


“La política monetaria expansiva te convalidaba cualquier aumento irresponsable de precios. Por eso, tenemos una política muy estricta en términos macroeconómicos relacionada con la baja del déficit fiscal y del recorte del financiamiento espurio para el sector público”, detalló.
El funcionario dijo que el Gobierno transita por dos andariveles en materia económica: por un lado, está la agenda de acción inmediata, que tiene en cuenta los efectos de la sequía y de precios relativos, que afecta el nivel de actividad, mientras que ensimultáneo se está trabajando con cuestiones vinculadas a la cadena de pago para atender los reclamos de sectores más volcados al consumo interno como el de electrónicos, textiles y calzados”.
“Por el otro, se está trabajando con una una agenda de mediano plazo con las mesas sectoriales con el objetivo de potenciar el proceso de exportación de las empresas”, agregó y enfatizó “tratamos de promover las reformas estructurales que son necesarias para exportar más y también para fortalecer el mercado interno”.
Consultado sobre el rol de la AFIP, Sica destacó que “somos concientes que muchos empresarios, que han venido cumpliendo con los impuestos, se les ha hecho cuesta arriba en estos últimos meses, por lo que se está estudiando planes de pagos más ágiles que se anunciarán en estos días”.
Sobre el comercio exterior, Sica señaló que la estructura “tenía muchas regulaciones pero se están revisando las estructuras arancelarias hasta hacerlas más competitivas dentro de cada sector” y afirmó que “no tiene que haber un abuso de posición dominante o de deslealtad comercial que termine afectando al eslabón más débil de la cadena”.

Compartir

Comentarios