El municipio más populoso del país, que es gobernado por la peronista Verónica Magario declaró por unanimidad –con apoyo de la pata local de Cambiemos- la emergencia educativa, económica, social, alimentaria, sanitaria y de seguridad en el Concejo Deliberante.

Si bien desde el gobierno de María Eugenia Vidal se han manifestado en contra de las declaraciones de emergencia en los municipios, a nivel local los bloques que se identifican con Cambiemos, el del peronista Miguel Saredi y el de Miguel Racanelli apoyaron la iniciativa.

Una medida similar se declaró en Esteban Echeverría y Almirante Brown y se espera que la emergencia llegue a otros municipios bonaerenses. Con esta declaración el municipio evita la demora en licitaciones públicas para la compra de insumos que el Municipio requiere para atender las necesidades de la población. Y permitirá además reasignar partidas del presupuesto local.

Además la iniciativa matancera prevé la creación de una “mesa de diálogo social para colaborar en el diagnóstico permanente, formular propuestas para mitigar las consecuencias de la crisis y proponer y gestionar ante la Provincia acciones destinadas a revertir los efectos de la crisis”.

Ezequiel Bértola