Entre el 15 de octubre de 2019 y el 11 de febrero de este año el precio del kilo de pan en los principales centros urbanos del país aumentó un 30%. Pasó de $100 a $130 en promedio. El dato surge de un informe de la consultora Kimei Cereales, que preside el corredor Javier Buján.

Se trata de un aumento que duplicó prácticamente a la inflación general difundida por el INDEC que rondó durante esos cuatro últimos meses el 14%

En dicho periodo el precio del kilo de trigo en el mercado local se mantuvo estable, con vaivenes, en torno a los 13 pesos.

La bolsa de 50 kilos de harina, en tanto, fue moviéndose hasta encontrar un valor aproximado de 1.200 pesos.

«El precio de la harina llegó a valer en octubre 1.200 pesos, lo mismo que ahora. Sin embargo, el valor del pan desde fines del año pasado a la fecha subió un 30% por efecto de la inercia inflacionaria de la economía argentina», explicó Buján.

Rodrigo Gauna