El jurista argentino Roberto Carlés apoyó hoy la propuesta del papa Francisco para que las acciones de destrucción del ambiente, o «ecocidio», sean consideradas como un «crimen contra la paz».

«El ecocidio, sostuvo el Santo Padre, debe ser reconocido como un crimen contra la paz», planteó Carlés en un artículo publicado este viernes en L’Osservatore Romano, el diario oficial del Vaticano, en referencia al pedido que hizo el pontífice a la comunidad internacional a fines de noviembre.

Según el jurista, el pontífice planteó entonces «que un sentido elemental de la justicia requeriría que ciertas conductas no quedasen impunes, en particular, todas aquellas que pueden ser consideradas como ecocidio: la contaminación masiva del aire, de los recursos de la tierra y del agua, la destrucción a gran escala de flora y fauna, y cualquier acción capaz de producir un desastre ecológico o destruir un ecosistema«.

«El derecho no puede permanecer impávido frente a conductas que atentan gravemente contra nuestra casa común y, de ese modo, amenazan la paz. Es tiempo de que la comunidad internacional asuma este compromiso», dijo Carlés en el escrito publicado en las ediciones en italiano y en español del periódico oficial de la Santa Sede.

En noviembre pasado, en un discurso en el XX Congreso Internacional de la Asociación de Derecho Penal, Bergoglio definió al ecocidio como toda «acción u omisión» que se manifieste en «actos y hábitos de contaminación y destrucción de la armonía ambiental», y pidió su inclusión en el catecismo como un pecado.

Melisa Delgado Niglia