El Poder Legislativo venezolano no reconoce el triunfo del actual Presidente de Venezuela, en las elecciones de mayo de 2018.

 

 

Es por eso que la Asamblea Nacional de ese país lo declarará ilegítimo antes de su posición. Maduro debería asumir el próximo 10 de enero su segundo mandato.

 

La oposición nucleada en el Parlamento, buscará tratar esta directiva contra el gobierno del chavista que ya lleva seis años en el poder ejecutivo. Se presupone que hay mucha presión internacional para asumir esta postura. Treces de los catorce países del Grupo Lima, entre ellos Argentina, señalan en la región su descontento con la figura presidencial venezolana. En nuestro caso, el Presidente Macri se refirió incontables veces a la situación del país latinoamericano como «una dictadura».

 

La nueva directiva de la Asamblea Nacional ratificará el desconocimiento a la reelección de Maduro y declarará su ilegitimidad para el segundo mandato, según adelantó el diputado opositor Edgar Zambrano, quien asumirá como primer vicepresidente del Congreso.

 

 

AgenHoy Digital