“El parto domiciliario tiene muchos riesgos”

Compartir

El debate se reabre luego de la muerte una beba en Neuquén, cuyos padres programaron el nacimiento en la casa. Ambos enfrentan ahora una causa judicial. En 2012, la defensora de los partos en el hogar, la australiana Carolin Lovell, murió cuando paría a su hija.

Tras la muerte de una beba en la provincia de Neuquén en un parto casero, Alejandro Hakim, jefe del servicio de Obstetricia del Hospital Ramos Mejía, sostuvo que los nacimientos en el hogar son muy peligrosos tanto para la madre como para el bebé y recomendó el parto institucional, humanizado y en un ámbito hospitalario”.

La pareja había programado el parto de su primera hija como una escena de amor familiar que sería inolvidable. Sin embargo, el nacimiento se complicó, la beba murió y los padres enfrentan una causa judicial que, además, instaló la polémica en todo el país. Un fiscal los imputó por homicidio culposo por intentar tener a su hijo en la intimidad de su hogar, en lugar de hacerlo en un centro de salud, con todas las previsiones del caso. La muerte de la beba fue por asfixia y la complicación del parto estuvo relacionada con la posición del cuerpo, que nació en podálica (de cola).

Todo ocurrió en la madrugada del 11 de mayo. Los padres, de 32 y 26 años, cuya identidad es secreto de sumario, llegaron al hospital Bouquet Roldán con la beba fallecida en brazos y pidiendo ayuda. Dijeron que el parto había sido espontáneo, en el vehículo de la pareja, y no en su casa del exclusivo barrio Jardines del Rey, pero los enfermeros no les creyeron dado que el cuerpo estaba higienizado.

“Nosotros los médicos no recomendamos el parto en casa, sino el institucional, humanizado donde se le deja lugar a la paciente para que pueda estar acompañada todo el tiempo y se hace  en un ámbito hospitalario”, dijo el obstetra a FM 97.7 en el programa Instantáneos. Explicó que el parto domiciliario tiene muchísimos riesgos y no está recomendado por nosotros a nivel de la madre ni del hijo.

“En los países donde se realizan estas prácticas, como Canadá y Holanda, cuentan con una ambulancia para la Madre en la puerta de la casa. Otros medios totalmente diferentes a los nuestros”, explicó el especialista. Dijo además que este tema no es nuevo, es una moda y ha habido muchas muertes y hay muchos juicios.  Sostuvo que el parto casero no es común, no tiene apoyo hospitalario y tampoco cobertura de las prepagas. “Hay muchos casos donde falleció la madre, el bebé, con situaciones que en un ámbito hospitalario se podrían haber salvado”, sostuvo.

En 2012, la defensora de los partos en el hogar, Carolin Lovell, murió mientras daba a luz a su hija en su casa. Lovell, de 36 años, sufrió un paro cardíaco mientras daba a luz a Zahra. Fue trasladada al hospital, aunque no pudieron hacer nada por ella, pero la pequeña sobrevivió.

La tragedia ocurrió el 23 de enero de aquel año en su casa de Melbourne (Australia) y, con ella, se ha reabierto el debate sobre los partos naturales en casa. Lovell había hecho todos los preparativos para dar a luz a su hija, pero una complicación durante el parto hizo que su corazón se detuviera.

Cuando los médicos llegaron a su casa Lovell estaba ya muy grave. La mujer tenía dos hijas, Lulu de tres años y la recién nacida, Zahra, y a su marido Nick. Una de las matronas que asistía a Lovell aseguró que la causa de su muerte podría haber sido una hemorragia. La mujer se había pasado media vida presionando al Gobierno asutraliano para conseguir ayudas estatales para las mujeres que querían tener a sus hijos en casa. “La vida estará en peligro sin la ayuda de matronas adecuadas por parte del Estado”, decía en una de sus cartas dirigida al Gobierno.

ara que la militancia peronista no se pueda juntar”.

Compartir

Comentarios