La «maniobra del Gobierno», según plantea el Partido Justicialista impidió que «miles de ciudadanos pudieron votar el domingo» pasado en las elecciones generales.  

El PJ también informó que realizó una presentación ante la Cámara Nacional Electoral para que se investiguen las «serias irregularidades» en la instrumentación por parte del personal de Cancillería de la votación de ciudadanos argentinos residentes en el exterior.

Por su parte, el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Adrián Pérez, rechazó las acusaciones de la oposición al señalar: «Lamentamos que una vez más se pretenda sembrar desconfianza sobre el recuento de votos de las elecciones generales con acusaciones ambiguas y carentes de sustento».

Ayer se inició en la Justicia electoral el proceso de escrutinio definitivo de las elecciones nacionales, que se prevé que finalice antes del 10 de noviembre.

Al respecto, el PJ expresó en un comunicado que una vez que disponga de las cifras finales de la elección, se dará la tarea de «cotejar» con los guarismos del escrutinio que ha hecho conocer el Gobierno con intervención de la empresa Smartmatic y el Correo. «Si de ese cotejo surgen inconsistencias, haremos las presentaciones judiciales correspondientes. En consecuencia, no haremos comentarios sobre el tráfico de datos que circulan en las redes sociales», agregó.

Agenhoy