El presidente de Télam confirmó que los despidos son por cuestiones ideológicas

Compartir

El presidente de Télam confirmó que los 354 despidos en la agencia de noticias estatal responden a razones ideológicas, algo terminantemente prohibido por la legislación nacional. “Hubo un núcleo duro que decidió mantenerse con un perfil muy ideológico”, afirmó Rodolfo Pousá, avalando la persecución ideológica.

En medio de la conmoción por las cesantías, en el marco del llamado “plan de reestructuración” por el Gobierno, el presidente de la agencia de noticias intentó justificar el 40 por ciento de ajuste en la planta de trabajadores. “Nuestro objetivo es profesionalizar la agencia. Hubo un núcleo duro que no se sumó a esto y que decidió mantenerse con un perfil muy ideológico”, afirmó Pousá, en declaración a Radio Berlín.
Además de persecución ideológica, Pousá confirmó también la persecución sindical. “Muchos de los paros que nos hicieron no tenían nada que ver con lo que ocurría con la agencia. Se sumaban a medidas de la CGT y la CTA sólo para confrontar con las autoridades”, dijo el funcionario.
Mientras tanto, centenares de trabajadores acompañados por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y otros dirigentes políticos y sindicales se movilizaron a la sede del Centro Cultural Kirchner (CCK) con el propósito de exigir una reunión con el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos. Así lo habían resuelto en una asamblea realizada en la puerta de la Agencia nacional de Noticias en la que, además, ratificaron la continuidad del paro de actividades y la ocupación pacífica de las instalaciones de los edificios de la Avenida Belgrano y la calle Bolívar.
Las medidas apuntan a revertir el despido de 354 trabajadores de prensa que fueron desafectados por decisión de las autoridades nacionales en el día de ayer martes. Se trata de una reducción del 40% de la planta de trabajadores de la agencia y se de en el marco de un plan de ajuste general en los medios públicos que alcanza a la TV Pública y Radio Nacional por un lado y los condicionantes en materia fiscal que impone el acuerdo con el FMI por el otro.
Según denunciaron los delegados en la asamblea, semejante ajuste haría inviable el funcionamiento y la continuidad de la empresa. El diagnóstico contradice lo manifestado por el directorio del organismo que a través de un comunicado asegura que “la Agencia Télam tiene futuro”. Ese mismo comunicado fue objeto de fuertes críticas por su contenido persecutorio en términos políticos, ideológicos y sindicales. Es que a la hora de fundamentar los despidos, en muchos casos de trabajadores con más de veinte años de antigüedad, explican que se desvincularían a los periodistas que no coinciden con el “perfil que buscamos”. Al mismo tiempo se cuestiona de juicio la representación gremial de los trabajadores.
La movilización llegó sobre las 13.30 horas de ayer al ex edificio del Correo Argentino y los trabajadores decidieron realizar un corte de la Avenida Leando N. Alem a la espera de una reunión con los funcionarios. La respuesta que obtuvieron, sin embargo, fue el despliegue de un fuerte operativo policial integrado por 300 efectivos y carros hidrantes, con el propósito de intimidar a los trabajadores y despejar la avenida.
Allí mismo improvisaron un acto en el que hicieron uso de la palabra los dirigentes políticos y sindicales presentes. Se manifestaron Hugo Yasky titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo “Cachorro” Godoy de la CTA Autónoma, Marcelo Ramal del Frente de Izquierda y María del Carme Verdú dirigente de la Correpi. Tambien estuvieron presentes, entre otros, el ex diputado nacional del FPV Héctor Recalde, Martín Sabatella ex titular del AFSCA, Nicolás Del Caño diputado del FIT-PTS y Gabriel Solano legislador del FIT-PO de la ciudad de Buenos Aires.
Sobre las 15.30 los trabajadores resolvieron regresar a las instalaciones de la Agencia para garantizar la ocupación de las instalaciones y la continuidad del paro de actividades.

Compartir

Comentarios