Alberto Fernández compartió esta tarde una merienda en el Salón Eva Perón de Casa Rosada junto a un grupo de adultos mayores de distintos centros de jubilados del partido bonaerense de Hurlingham.

 Tras un recorrido por el Salón Blanco y otros espacios de Casa de Gobierno, los adultos mayores recibieron al Presidente y le regalaron tortas y pastelitos.

 El mandatario ratificó su compromiso con los jubilados: “Vamos a priorizar a los que están en el pozo de la pobreza y fueron abandonados por el Estado”, dijo.

 Uno de ellos se puso de pie y expresó: “Se nota que en pocos días las cosas están cambiando. Le deseamos a usted lo mejor, mucha fuerza y que los éxitos se sientan pronto”.

Del encuentro también participó el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta.

Melisa Delgado Niglia