Compartir

Vidal enviará el proyecto entre hoy y el lunes a la Legislatura.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, buscará impulsar en el proyecto del Presupuesto bonaerense que será enviado entre hoy el lunes a la Legislatura, un paquete de leyes para bajar Impuestos Brutos y Sellos y subir otros como el impuesto inmobiliario además de derogar exenciones.
La reducción de la presión tributaria para actividades productivas y la eliminación de privilegios es uno de los puntos que contempla también el presupuesto.
También se eliminan exenciones de los inmobiliarios ocupados por asociaciones gremiales, partidos políticos y agrupaciones municipales.
El proyecto busca bajar el deficit fiscal con una reforma Impositiva con costo de $10.000 millones y una Ley de Responsabilidad Fiscal para eliminar cargos políticos por $500 millones y un recorte de $2.500 millones en la legislatura bonaerense.
A su vez, el impuesto inmobiliario aumentará tanto para las propiedades urbanas como para las rurales. Las actualizaciones tienen un tope promedio de 56% y la máxima es del 75 por ciento. El aumento será de $40 por mes para una de cada dos propiedades.
El tope para las propiedades rurales es del 50% de suba en el revalúo, y el aumento máximo será de $61 mensuales para la mitad de los campos.
Quedan exentos los campos de hasta 5 hectáreas y a los inundados o con algún tipo de afección.
Respecto a los ingresos Brutos, el objetivo es que la presión tributaria baje del 5,8% al 5,5% del PBI geográfico.
Para las industrias, la alícuota baja del 1,75% al 1,5%, y aquellas empresas que facturan hasta $78 millones por año no pagarán este impuesto.
En el sector de la construcción el Presupuesto contempla una baja del 4 al 3%, y para los comercios se mantiene.
Para las Pymes que facturan hasta $2 millones por año, baja de 3,5% a 2,5%, mientras que en el agro las que facturan hasta $3 millones quedarán exentas.
El impuesto de Sellos que está presente en el registro y compra-venta de inmubles baja del 3,6% al 2%.
También incluye un tope de gastos a municipios para evitar el gasto de personal creciente asociados a ciclos electorales.
Asimismo, se eliminan algunas exenciones para los gremios y partidos políticos que no pagan impuesto inmobiliario, las mutuales financieras y de seguros que no abonan Ingresos Brutos y los partidos políticos y agrupaciones municipales con autos a su nombre que no pagaban, patentes.
Además habrá menos presupuesto para la Legislatura donde se pretende ahorrar $2.500 millones.

Compartir

Comentarios