El rol de la madre en la sociedad y en especial el trabajo.

Compartir

Por Antonia Bensusan, Responsable de Marketing y Comunicación en Latinoamérica de Freelancer.com

Como todos los años, el tercer domingo de octubre, la Argentina celebró a todas aquellas mujeres que tomaron el trabajo más sacrificado y gratificante del mundo: a las madres.
A raíz de las celebraciones, se viralizó nuevamente un video creado por la empresa de tarjetas Card Store en el 2014, que celebraba el trabajo que realizan todas las madres alrededor del mundo por sus hijos, independientemente de la edad o género, por medio de una falsa búsqueda laboral.
El corto video, llamado “World’s Toughest Job”, mostraba diferentes candidatos al puesto de “Director de Operaciones” en su primer entrevista, en la cual el reclutador listaba las arduas tareas que requería el rol y sus insólitas exigencias.
Frases como “no es posible tomarse recreos”, “solo podrán comer una vez que el socio coma” o “habrá noches en las que deberá quedarse despierto toda la noche si el socio lo requiera” espantaban a los prospectos, quienes dudaban que alguien pudiera cumplir tal rol. No fue hasta que el reclutador reveló que madres en todos lados del mundo ejercían ese puesto que lograron comprender de qué se trataba.
El video, que seguramente logró emocionar a muchas madres, trae a colación un tema muy importante: el rol de la madre en la sociedad y en especial el trabajo.
Es muy común escuchar a mujeres lamentarse sobre la discriminación que sufren en el ámbito laboral por el simple hecho de tener hijos, de lo complicado que resulta adaptar su vida a las exigencias laborales o como quedan relegadas en las promociones dentro de una empresa.
La llegada de nuestros hijos no solo las convierte en mujeres todo terreno, quienes pueden ejecutar varias tareas en paralelo, sino que amplían su perspectiva, miran al mundo de otra manera.
Marissa Mayer, CEO de Yahoo, una de las líderes mundiales en el rubro tecnológico, y madre de 3 niños, ha confesado que ser madre la hace una mejor directiva porque la maternidad obliga a priorizar. “Ser mamá te permite ver con mayor claridad qué es lo importante”, admitió.
Esto genera que muchas madres elijan diferentes modalidades para desarrollar su carrera. ¿Por qué habrían de adaptar su vida a las exigencias de su trabajo?
De a poco, las nuevas generaciones de madres optan por horarios más flexibles, y el trabajo remoto para llevar su profesión de una manera más amena. La clave reside en adaptar nuestro trabajo a nuestra vida, y no al revés.
Gracias al auge de internet, las mujeres deciden darle protagonismo a ambas facetas: la de madre y la de profesional. Al convertirnos en madres, nuestra vida y ambiciones cambian drásticamente, pero esto no implica que el amor por nuestro trabajo desaparezca. Por esto, cada vez más madres tienden a buscar un balance mediante el trabajo remoto o por objetivos y así triunfar en ambas áreas.
Las mujeres son un poder inagotable y una gran fuente de talento y conocimiento, y a la vez, la mejor Directora de Operaciones que una familia puede tener. Tienen la habilidad de ejecutar con eficiencia varias tareas a la vez, sin dejar de ser excepcionales madres y profesionales. En fin, reales mujeres maravilla.

Compartir

Comentarios