El Salario Social Complementario (SSC), una prestación estatal que reciben alrededor de 270 mil personas, sigue en picada. Según datos del Ministerio de Desarrollo Social de noviembre de 2018 (último conocido), perdió casi un 20% de su poder adquisitivo entre mayo de 2017 y este mes.

El dato cobra relevancia ya que en octubre y noviembre se producirán sendos aumentos del SSC, hasta 8000 pesos, primero, y 8500 pesos, después. Estos incrementos están determinados por el alza del Salario Mínimo, Vital y Móvil. El valor del SSC es la mitad del Salario Mínimo.

Según autoridades del Ministerio de Desarrollo Social, que controla la ejecución de este plan, con estos incrementos se mantendrá el poder adquisitivo del SSC. Sin embargo, cálculos proporcionados por la ONG Deuco indican lo contrario, que el poder de compra del SSC estará por debajo del que tenía dos años y medio atrás, cuando fue lanzado por el gobierno de Cambiemos.

Concretamente, en Deuco aseguraron que “con el aumento a $ 8500 que se pagará en noviembre, los beneficiarios del salario social complementario no alcanzan a comprar los alimentos que compraban en mayo de 2017”. De acuerdo con los cálculos de esta ONG, que dirige Pedro Bussetti, el SSC debería ser de $9918,80 para recuperar el poder adquisitivo.

AgenHoy Digital