Compartir

La Cámara de Comercio Internacional destacó que el sistema multilateral ha permitido “una mayor productividad, una mayor competencia, precios más bajos y mejores niveles de vida” y advirtieron que “el proteccionismo no es un camino al progreso”.

La Cámara de Comercio Internacional entregó hoy a la OMC una serie de recomendaciones para impulsar el comercio internacional. Además, se lanzó la plataforma SheTrades, que busca conectar un millón de mujeres empresarias al mercado para 2020.

El ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, resaltó que “cuando se realiza sobre reglas equitativas, más comercio significa más desarrollo y menos pobreza. Estamos viendo nacer la cuarta revolución industrial y los Estados debemos ser parte: debemos promover la innovación y preparar a las personas para que protagonicen el cambio y se beneficien de las transformaciones”, añadió.

Por su parte, John Danilovich, secretario general de la Cámara de Comercio Internacional, dijo: “Es histórico y significante este foro porque es la primera vez en la historia que se hace un evento así a la par de la conferencia de la OMC. Queremos que el sector privado pueda expresar su apoyo al sistema multilateral de comercio con reglas claras. La comunidad internacional debe asociarse a la OMC y tener mayor participación. Hay que escuchar las voces de los empresarios y del sector privado”, resumió.

El cierre de la jornada estuvo a cargo de Susana Malcorra, Presidente de la 11° Conferencia Ministerial de la OMC, quien afirmó que “los temas que se hablaron acá tienen un paralelo con los temas que se hablaron estos días en la cumbre de la OMC. Este foro va a prosperar y va a tener un impacto positivo”.

En primer lugar, el documento entregado a la OMC llamó a fortalecer el rol de la entidad internacional en respuesta a los desafíos mundiales, “con el objetivo de promover la prosperidad económica compartida, la seguridad jurídica y la igualdad de condiciones para las empresas internacionales”.

“La apertura comercial, respaldada por la expansión del sistema multilateral de comercio, ha propiciado una mayor productividad, una mayor competencia, precios más bajos y mejores niveles de vida”, añadieron en el documento. En este sentido, destacaron el apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas adoptados en 2015.

Asimismo, convocaron a los países miembros a continuar con “las negociaciones multilaterales y plurilaterales existentes sobre acceso a los mercados, bienes ambientales, servicios y otras esferas”.

En otro orden, advirtieron que “el proteccionismo no es un camino hacia el progreso. Instamos a los miembros de la OMC a acordar el estancamiento y la reversión de las medidas de distorsión del comercio en contravención de las disciplinas multilaterales”.

Consideraron también que la función de solución de diferencias de la OMC demostró “ser una herramienta poderosa para hacer cumplir las normas relativas a los aranceles y otras medidas comerciales convencionales, así como a las subvenciones y otras medidas “transfronterizas” que pueden distorsionar el comercio”.

Uno de los ejes de las recomendaciones para el trabajo futuro delineadas por la comunidad empresarial internacional tiene que ver con las nuevas tecnologías.

Definieron que “existe una oportunidad única para que los Miembros de la OMC puedan entablar nuevas negociaciones sobre el comercio electrónico para fomentar un ecosistema global abierto y de confianza que permita que incluso las MIPYME tengan acceso a los mercados mundiales aprovechando las nuevas tecnologías”.

Consideran fundamental mejorar la conectividad, simplificar el despacho de envíos y disminuir los costos.

Resaltaron, también, la necesidad de incluir una agenda para el segmento MIPYME dentro de la OMC “prestando especial atención a cuestiones reglamentarias y de transparencia”.

Asimismo, señalaron la importancia de contar con nuevas normas de la OMC sobre subvenciones a la pesca y la agricultura en el corto plazo.

En el marco del Foro Empresario la vicepresidenta Gabriela Michetti, que encabezó la sesión plenaria “Las mujeres y el comercio: SheTrades Argentina y la declaración de Buenos Aires”, afirmó: “Si las mujeres participaran en la economía en la misma proporción que los hombres, el PBI mundial aumentaría en un 25%. Es por ello que plataformas como SheTrades Argentina y programas como ‘Mujeres Exportadoras’, desarrollados en el seno de la Agencia Argentina de Inversión y Comercio Internacional, deben profundizarse y multiplicarse”.

“Hoy celebro fervientemente este desafío y me comprometo a colaborar, desde el lugar que me toque estar, para empoderar a las mujeres y reducir la brecha salarial que hoy existe entre ellas y los varones”, apuntó.

Este panel debatió las principales prioridades para asegurar una agenda de comercio inclusiva, con énfasis especial en la igualdad de oportunidades y acceso para las mujeres emprendedoras.

La directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, Arancha González, afirmó: “Agradezco a Argentina por haber puesto el tema de la mujer en el tema internacional, en la OMC, en el G20 del año próximo y que estén tomando medidas en el país para incluir más mujeres en la economía”.

Por su parte, Susana Balbo, Chair W20 por Argentina, afirmó: “Si queremos un planeta más sustentable, no es posible sin la mujer y el hombre en igualdad de condiciones. Desde el W20 hemos establecido 4 ejes de trabajo: inclusión financiera, inclusión digital, inclusión laboral y hemos agregado el tema de mujer rural”.

“Hemos decidido pasar de la declaración a la acción concreta. Por eso estamos estableciendo el observatorio del W20 para ver qué impacto tienen las acciones que estamos implementando y hacer un seguimiento de nuestras propuestas, resaltó.

El Ministerio de Producción, junto con el ITC lanzó la iniciativa “SheTrades”, que busca conectar un millón de mujeres empresarias al mercado para 2020.

A través de un sitio web y una aplicación móvil, las mujeres empresarias pueden vincularse y realizar operaciones con compradores con el objetivo de ampliar la participación de las mujeres en los negocios internacionales, empoderarlas a través del comercio y así aumentar el PBI a nivel mundial​.​

La herramienta, además, permite a las mujeres empresarias y emprendedoras promocionar su negocio, inscribirse en talleres, cursos online y sesiones de orientación, conectarse con compradores y​ vendedores, ampliar mercados y participar en eventos empresariales a nivel regional y global. La plataforma ya fue lanzada en Indonesia, Nigeria, Finlandia, Colombia y hace un año en Brasil.

Compartir

Comentarios