El diputado nacional Héctor Olivares y el funcionario Miguel Yadon fueron atacados a tiros a instancias del Congreso de la Nación. El primero fue trasladado de urgencia con heridas graves y se encuentra internado. Yadon murió en el acto.

Por la sucesión de hechos registrados en las cámaras de seguridad que se dieron a conocer, los investigadores creen que el blanco era Yadón, no Olivares. Es debido a que estiman que si los atacantes hubiesen querido, podrían haber asesinado al diputado nacional y, por el contrario, no lo hicieron.

El hombre que se sentaba en lugar del acompañante, descendió del auto e intercambió palabras con el legislador que estaba tendido en el suelo. Finalmente, volvió al vehículo gris y emprendió la fuga.

Luego, otro masculino también deja el rodado y cruza la escena del crimen desapareciendo del plano.

Asimismo, surge un detalle extraño: un policía de la Ciudad se acercó al lugar del hecho y no reaccionó contra los asesinos cuando aún estaban allí. Se quedó paralizado.

Carolina Bisgarra