Luego de un marzo complicado, en el que ganaron apenas $3.056 millones, en abril los bancos lograron más que quintuplicar en términos reales ese resultado y alcanzaron ganancias por $17.513 millones.

La dinámica continuó en ese sendero de recuperación durante mayo y junio, de la mano de la vuelta atrás del desarme de Leliq con el que el BCRA está absorbiendo el sobrante de pesos con los que financia al Tesoro.

Respecto a abril del 2019, las ganancias de las instituciones financieras recuperaron terreno pero aún así registraron una caída de 45,1% real.
Ya en abril, y a contramano de lo que pasó con los bancos públicos, las instituciones privadas registraron un fuerte incremento en el ingreso por la vía de las Leliq.

Mientras que en marzo habían ganado $28.636 millones por ese concepto, en abril treparon hasta $34.492 millones. La dinámica seguirá in crescendo a medida que aparezcan los resultados de mayo y junio, ya que el stock de Leliq volvió a crecer con fuerza, tras el intento fallido de desarme que encaró el BCRA en marzo.

Los números fueron publicados por la autoridad monetaria a través del Informe sobre Bancos de abril. La suba del resultado positivo fue de 473% respecto a marzo. Como la inflación fue de 1,5% durante el mes, en términos reales la mejora fue de 464%.

Es decir, más que quintuplicó los niveles del flojo marzo que habían tenido que afrontar las entidades financieras por el desarme de Leliq. En aquel entonces la caída real de las ganancias fue de 89,3% interanual. Ahora hubo rebote y la contracción real fue de 45,1%.

Liliana Lopez