En el marco de la actual pandemia en nuestro país se perderán más de 68 mil empleos, según dio cuenta el Banco Interamericano de Desarrollo ( BID).

La entidad señala que esto se acentuará con la contracción del Producto Bruto Interno (PBI). El informe prevé un desplome del PBI en torno del 4% en la región, mientras que si la emergencia sanitaria cediera hacia el segundo semestre, el país perdería 1,2% de los empleos formales.

En la perspectiva de mediano plazo, con una crisis hasta el tercer trimestre, el impacto negativo en la región treparía a 10 puntos, aunque con una «leve mejora en el cuarto trimestre»,  por lo que Argentina vería afectado un 2,6% de empleos (148.200).

En el largo plazo, con un impacto de 15 puntos y sin recuperación económica de ningún tipo, las pérdidas de puestos de trabajo escalarían al 4,8% (273.600).

Con un total de 263 millones de trabajadores empleados, de los cuales 116,7 millones son parte del sistema formal, la expectativa más pesimista de pérdidas se ubica en 4,4% durante 2020, mientras que la más negativa escala al 14,8%.

Según el BID, «la pandemia llegó en un momento de debilidad económica de la región», ya que desde 2015 se estancó la creación de empleo formal.

En cuanto a las actividades, el sector de servicios será la más afectada como resultado del distanciamiento social. Esto incluye comercio, restaurantes y hoteles, así como el sector transporte.

Agenhoy