En el avión negro del sindicalista Balcedo, el juez busca respuestas a la lluvia de millones

Compartir

* Por Jorge Joury

El juez Ernesto Kreplak tiene la sensación de haber abierto las puertas del infierno.

A medida que pasan las horas y se engrosa el expediente de la investigación de las maniobras oscuras del sindicalista Marcelo Balcedo, surgen argumentos propios de una película de la mafia.

El magistrado trata de agudizar al límite su olfato, para desentrañar la llave del complicado rompecabezas. Lo obsesiona la metodología que se habría utilizado para trasladar clandestinamente al Uruguay los más de siete millones de dólares incautados en cajas fuertes y cofres que se hallaron en la cantera del dirigente. La gran duda, es decodificar la procedencia de esas sumas, que rayan con lo inexplicable y lo obsceno. El magistrado descartaría en principio, que provengan del SOEME.

Las pistas lo llevarían a poner los ojos en Rosario, la ciudad donde la banda narco Los Monos, tiene su base de operaciones. Hoy la mayoría de esos delincuentes están siendo juzgados, mientras se ha desatado una escalada sangrienta por el dominio del negocio, que lleva hasta el momento unos 15 homicidios registrados en los primeros 16 días del año. Las amenazas de venganzas a través de las redes sociales reavivaron el temor a un rebrote de la guerra por el manejo de la comercialización de la droga, que en 2013 llevó la tasa de asesinatos de la principal ciudad de Santa Fe a 21,8 cada cien mil habitantes, el triple de la media nacional.

Kreplak, intuye que la la punta del iceberg podría estar atada a esta organización. De allí se podría encontrar respuesta a los más de 400 viajes que realizó el titular del diario Hoy a la vecina orilla, donde se presume que habría ido llevando los dólares negros en su avión privado. Mientras tanto, el magistrado federal comenzó a recopilar la documentación necesaria para realizar el pedido de extradición del sindicalista y de su mujer, Paola Fiege. En fuentes confiables se admitió que la semana que comienza podría ser determinante para materializar la solicitud oficial a través de la cancillería argentina a la Justicia de Uruguay. Mientras tanto, la incertidumbre rodea el futuro de los casi 200 trabajadores del matutino platense que temen perder su fuente de trabajo, después de la amenaza de despidos masivos que formuló la empresa. También persiste el peligro latente de un vaciamiento, ante rumores de que intentarían vaciar el depósito donde se guardan las bobinas de papel para la impresión del medio.

A UN PASO DEL PEDIDO DE EXTRADICIÓN

Por las pruebas recopiladas hasta el momento, el juez platense está convencido de que Balcedo lideraba una red de lavado de dinero en la que participaban su esposa, su secretario privado y socio, Mauricio Yebra, que entre 2012 y 2013 habría retirado más de 80 millones de pesos de las arcas del Soeme. El magistrado además agregó al expediente la comisión del posible delito de asociación ilícita, debido a las ramificaciones que ha tenido la investigación, que incluye afiliaciones compulsivas, extorsiones y posibles vinculaciones con la banda de narcotraficantes Los Monos.

De hecho, el hallazgo en los últimos dos días de entre 7,5 y 8 millones de dólares, abonó la hipótesis de que el dinero incautado no puede provenir solamente de negociados realizados a través del gremio, sino que por el elevado monto necesariamente existiría una conexión con fondos provenientes del oscuro negocio de la droga.

Aunque nadie lo admita en voz alta, se comenta en medios gremiales que Balcedo habría estado en la mira de la DEA hace más de dos años.La agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos dedicada a la lucha contra el contrabando y el consumo de drogas en los Estados Unidos, además del lavado de activos, pese a compartir jurisdicción con el FBI en el ámbito interno, es el único organismo responsable de coordinar y perseguir las investigaciones antidroga en el extranjero.
Según fuentes confiables, el juez Kreplak giró la documentación reunida hasta el momento a la oficina de Cooperación Internacional de la Procuración de la Corte de la Nación y a la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). Quiere asegurar el respaldo de estos organismos en el pedido de extradición. El magistrado no quiere cometer ningún error. Por eso decidió tomarse todo el tiempo suficiente para reunir pruebas y realizar allanamientos que complican, aún más, la situación procesal del titular del Soeme.

A todo esto, en Uruguay están expectantes porque llegue la solicitud del juez que les permita resolver la situación de Balcedo.
En el Juzgado Federal de La Plata temen que tras los 7,5 millones de dólares secuestrados a Balcedo en Punta del Este y en Montevideo, las autoridades judiciales de la vecina orilla decidan retener a Balcedo para juzgarlo en ese país por los cargos de evasión y lavado de activos.

LA MANO DERECHA DEL SINDICALISTA CONTRA LAS CUERDAS

También hay que decir que Kreplak no quiere dejar ningún frente abierto que de lugar a impugnaciones. Será por eso que procesó con prisión preventiva en las últimas horas al socio y mano derecha de Balcedo, Mauricio Yebra. Lo hizo bajo la figura de responsable de los delitos de lavado de activos agravado y asociación ilícita en calidad de miembro. Además, ordenó trabar embargo sobre bienes hasta cubrir la suma de 200 millones de pesos, medida que deberá efectivizarse respecto de los bienes individualizados en el apartado correspondiente así como todo otro que se dé a embargo o se identifique en el progreso de las actuaciones. Hasta tanto se cubra esa suma, habrá de mantenerse la inhibición general de bienes del procesado.

Conviene recordar que Balcedo fue detenido junto a su esposa el 4 de este mes en su mansión “El Gran Chaparral”, situada en la loma del Cerro del Burro, a pocos kilómetros de Punta del Este, lugar en donde tenía hasta un zoológico privado. Durante ese procedimiento se secuestraron tres armas de guerra, casi 500 mil dólares en efectivo que se hallaban en el interior de una caja fuerte y 14 vehículos de alta gama valuados en más de dos millones de dólares, entre ellos, un Mercedes-Benz edición McLaren, una Ferrari y un Porsche.

Además del pedido de extradición de Balcedo y de su mujer, el juez Kreplak podría solicitar parte de los montos y vehículos secuestrados durante los allanamientos en Uruguay. Según los especialistas, el tratado bilateral de cooperación entre los dos países contempla la posibilidad de que los bienes vinculados con el hecho por el cual se requiere la cooperación internacional sean devueltos, dijeron fuentes judiciales.

El asombro por el secuestro de más de siete millones de dólares en poder de Balcedo , que se transformó en la mayor cifra que se recuerde en la historia de Uruguay, profundizó los interrogantes sobre los circuitos de lavado y evasión desde la Argentina hacia el exterior. El juez cree que esos fajos de billetes verdes que llenaban varios cofres de seguridad no fueron generados en Uruguay, sino que habrían ingresado de manera clandestina.

LA HIPOTESIS DE UNA LOGISTICA ESPECIAL

Kreplak sospecha que el movimiento de tanto dinero requirió de una logística especial, como movimiento de aviones o traslados triangulados a través de proveedores que luego depositan la plata en cuentas en el exterior sin una contraprestación acorde.
La pregunta es llegar a determinar cómo hizo Marcelo Balcedo para entrar casi ocho millones de dólares en efectivo. Por el momento, todos los caminos llevan a la teoría de la utilización de un avión privado.

A todo esto, la incertidumbre por el futuro del diario Hoy, crece a medida que pasan las horas, donde casi cerca de 200 periodistas empezaran a recibir notificaciones de sus despidos y la dirección comunicara que dejará de salir por unos días, al menos hasta el martes próximo. Por estas horas, la empresa cuya redacción se encuentra en la avenida 32, es el epicentro de toda la atención de los medios. Muchos periodistas se acercan a toda hora a solidarizarse con los 200 trabajadores de la empresa, quienes iniciaron una ocupación pacífica para evitar el desmantelamiento de su fuente de trabajo. En asamblea además resolvieron mantener una permanencia dentro de la empresa hasta el lunes, día en que -si la empresa cumple- debieran volver a trabajar.

Por lo que se observa, los medios de comunicación de Balcedo, como el Diario Hoy y la radio Red 92 se encaminarían a un proceso de vaciamiento de su planta de trabajadores. El jueves, la madre de Balcedo que se hizo cargo de la conducción de la empresa, anunció que el diario no saldrá hasta el martes y que se reducirá la planta de trabajadores. Por lo pronto, se dijo que despedirán a 45 personas del diario y otras 17 de la radio, según le transmitió Chávez al titular del Sindicato de Prensa Bonaerense, Antonio Guillén.

UN DIARIO CON NÙMEROS MISTERIOSOS

Con Balcedo preso, su madre, volvió a hacerse cargo del diario que condujo hasta el año 2016. “Paramos 6 días y después vemos”, fueron las palabras que le transmitió Miryam Chávez al titular del Sindicato de Prensa Bonaerense, Antonio Guillén. La mujer argumenta.que la estructura de los dos medios es “imposible de mantener”, y que no dispone de ese presupuesto para que siga funcionando con lo cual reducirá su planta de trabajadores. Por lo que se supo en fuentes confiables, la masa salarial de la empresa es de 4 millones de pesos por mes. “Es un diario que no se vende, no sabemos cuánto cuesta y cuanto recauda por publicidad. También hay que sumar el papel y los gastos de impresión”, agregó el vocero quien se preguntó “cómo hicieron para subsistir durante 24 años y resulta que ahora se les vino el mundo encima”.

Los trabajadores denunciaron además que no hubo pasos legales de parte de la empresa, como por ejemplo no abrir los libros de contabilidad de la empresa. La empresa los convocó el día lunes al Ministerio de Trabajo bonaerense para tener audiencias de carácter individual en las que oficialmente se les notificaría el despido.

El fiscal de turno Marcelo Romero dispuso el envío de efectivos de la comisaría Segunda de La Plata para que la madre de Balcedo se retire del diario, después de haber estado atrincherada durante algunas horas en su oficina por propia voluntad. Myriam Renée Chávez de Balcedo abandonó el edificio cerca de la medianoche. Fiel a su estilo y en relación a los despidos disparó que “no son trabajadores”. Y, ante la repregunta, añadió previo a subirse a su auto: “Hace un día que asumí en el diario, no los conozco”. Armar una cooperativa para mantener la fuente de trabajo, es una posibilidad que comenzaron a evaluar los empleados, como ocurrió con el matutino Tiempo Argentino, Pero a nivel provincial, la gobernadora María Eugenia Vidal vetó en diciembre la ley de cooperativismo, con lo cual el horizonte se vuelve incierto.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Su correo electrónico es jorgejoury@gmail.com. Si querés consultar su blogs, podés dirigirte al sitio: Jorge Joury De Tapas.

Compartir

Comentarios