El Ministerio de Producción y Trabajo contabilizó en el tercer mes del año 12,08 millones de trabajadores ocupados en relación de dependencia y como independientes en el agregado del sector público y privado. Significó sendas bajas de 0,3% y 2,2% respecto del mes previo como del nivel de un año antes .

El empleo privado asalariado registrado cayó en marzo a su peor nivel en 54 meses en la Argentina, al descender hasta los 6.124.364 puestos de trabajo en este sector de la economía formal.

Hay que remontarse hasta septiembre de 2014 para encontrar un universo de trabajadores asalariados registrados más chico que el actual: por entonces, el dato oficial del ministerio de Trabajo se ubicaba en los 6.119.674 empleos.

Así lo informó el ministerio de Producción y Trabajo que conduce el economista Dante Sica en la publicación del diagnóstico de la situación y evolución mensual del trabajo asalariado registrado en empresas y sus remuneraciones.

Los datos oficiales difundidos por la cartera que conduce Sica se contraponen a las afirmaciones del presidente Mauricio Macri y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quienes afirmaron en varias oportunidades que durante su gobierno se generaron «700.000 empleos».

Los datos oficiales fueron dados a conocer en paralelo al Índice de Salarios del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) el cual reportó: el sueldo promedio de los argentinos subió 37,3% anual en marzo contra una inflación de 54,7%.

La generación de empleos registrados en el sector privado y la baja de la inflación habían sido dos ejes centrales en la plataforma electoral de Cambiemos en 2015, en la por entonces carrera hacia la Casa Rosada.

La diferencia registrada entre la suba nominal de salarios y el crecimiento de la inflación (que alcanzó un nivel récord en 27 años) se ubicó en 17,4 puntos porcentuales, determinando así una pérdida del poder adquisitivo.

.Casi 270.000 empleos menos en un año

La caída del empleo registrado (contemplano los sectores público y privado) venía mostrando una leve desaceleración pero en marzo pegó la vuelta y aceleró a fondo: se perdieron 40.600 puesto de trabajo sólo en el tercer mes del año.

En marzo la cantidad de trabajadores registrados fue de 12.079.070, por lo que hubo una caída del 2,2% respecto del mismo mes del año anterior, es decir, unos 268.300 trabajadores en blanco menos.

Frente a febrero de 2019 la variación fue de -0,3%, sin estacionalidad.

Los descensos interanuales más importantes se dieron en las categorías de asalariados registrados privados (-2,5%) donde se perdieron 161.000 empleos, y el monotributo social (-15,3%) donde la caída fue de 64.700 empleos.

NG