Desde que Mauricio Macri asumió en Casa Rosada, el periodismo argentino vive una crisis de proporciones nunca antes vista en los últimos años. Cerraron muchos medios informativos críticos del Gobierno y más de 3500 hombres de prensa fueron despedidos.

Radios emblemáticas que perdieron el aire, medios gráficos que pararon sus rotativas y miles de trabajadores y trabajadoras de prensa que quedaron en la calle.

En este sentido, el gremio SiPreBA dio a conocer un relevamiento donde da cuenta de la situación laboral en los medios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires durante el 2018-2019. El informe señala que desde el año 2016 se perdieron por lo menos 3.127 puestos de trabajo registrado, solo en la Ciudad de Buenos Aires.


Si se tiene en cuenta todo el país la cifra se eleva a más de 4.500, esto significa la pérdida de alrededor del 30% de los puestos de los trabajadores y las trabajadoras bajo Convenio Colectivo.


Insólitamente, desde el oficialismo salieron en las redes a «celebrar» el día del periodista y no hicieron una sola mención a los despidos. Cinismo amarillo.

Carolina Bisgarra