Compartir

Será este jueves en la la sede nacional del PJ, ubicada en Matheu 130. Ya hay al menos cuatro candidatos que piden pista para presidir el partido.

Luego del revés electoral, el PJ bonaerense pondrá este jueves primera en su objetivo por reorganizarse, en el marco de un proceso que culminará en diciembre con la renovación de autoridades.

Intendentes y dirigentes partidarios concurrirán a las 18:30 a la sede nacional del PJ (Matheu 130), donde se abocarán a realizar un balance de los resultados del domingo pasado y a sentar las bases formales del proceso que culminará el próximo 17 de diciembre con la elección de un nuevo presidente del PJ bonaerense.

Con las heridas todavía a flor de piel, los intendentes del PJ bonaerense ya empiezan a reagruparse y a delinear estrategias para disputar el perfil que debería asumir el partido frente a la actual coyuntura, que muestra a un oficialismo en su clímax de aprobación popular.

En este contexto, ya hay al menos cuatro que piden pista y se anotan para presidir el PJ.

Despejados los rumores de una candidatura de Verónica Magario, fuentes de La Matanza confirmaron a NA que el candidato es Fernando Espinoza, quien se postula para renovar su cargo, y cuenta con el apoyo de sectores del movimiento obrero y de legisladores provinciales.

Intentará tender puentes con el kirchnerismo sobre la base del “sacrificio” que hizo al poner al entregarle el partido a Florencio Randazzo para sumarse a Unidad Ciudadana.

Sin embargo, el intendente de Moreno, Walter Festa, quien ya blanqueó su interés por el lugar que hasta diciembre ocupa el matancero, se deja ver como el candidato más cercano al paladar kirchnerista y promete liderar un partido sin concesiones al “ajuste macrista”.

Festa tendría el apoyo del llamado grupo Patria de intendentes, entre quienes se encuentran Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Patricio Mussi (Berazategui).

“Ahora empieza una rosca donde cada uno planteará qué es lo que quiere para el partido. La discusión es si va a haber un peronismo light o un peronismo que enfrente a este modelo. Nosotros no tenemos ninguna intención de que el partido sea la pata peronista del Gobierno”, señalaron a NA fuentes cercanas a este sector del kirchnerismo duro.

La tercera vía, que gana fuerza, es la que propone al alcalde de Merlo, Gustavo “Tano” Menéndez, quien tendría en mente un partido más conciliador, y que abra las puertas a sectores alejados del kirchnerismo.

Sus reuniones recientes con el presidente del bloque del PJ en el Senado, Miguel Pichetto, y con el diputado del Frente Renovador Facundo Moyano son elocuentes y ratifican ese veta aperturista.

En este línea más blanda aparecen intendentes como Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y “Juanchi” Zabaleta (Hurlingham), quienes ven con buenos ojos la postulación de Menéndez.

Para completar el rompecabezas de las candidaturas, Resta saber el juego de otro intendente de peso en el ecosistema del PJ bonaerense como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora).

La candidatura que trae mayor inquietud es la del expresidente Eduardo Duhalde, en cuyo entorno no se descarta impugnar las elecciones sobre la base de que la convocatoria es extemporánea (según el estatuto debería hacerse al menos dos meses antes).

Compartir

Comentarios