Tras la finalización del congelamiento de tarifas, las empresas de telefonía celular anunciaron hoy que desde septiembre aplicarán incrementos que en promedio serán del 11%. También habrá ajustes en los servicios de Internet.

El 31 de agosto vence el acuerdo entre el Ente Nacional de Comunicaciones y las empresas de telefonía. Por eso las compañías ya empezaron a notificar a los usuarios de estos incrementos, que dependerán del servicio que cada cliente posee.

Las empresas aclararon también que los planes reducidos y complementarios surgidos a raíz de la pandemia de Covid-19 seguirán vigentes.

En servicios móviles, Movistar anunció que «el plan Pospago más representativo tendrá una actualización promedio del 10% a partir de septiembre. Para la modalidad Prepago, tras casi un año sin ajustes, en octubre finalizará la bonificación extendida en marzo de este año».

Respecto a banda ancha fija, la adecuación será de un promedio del 9% desde septiembre, señaló la compañía. Y afirmó que en ese mismo mes finalizará la bonificación de $104 otorgada en noviembre de 2019 para el abono de telefonía fija.

«Hay servicios que no tendrán adecuación y mantendrán sus valores actuales, como los Planes Inclusivos y Planes Reducidos. En otros se bonificará por 3 meses la actualización. Como las pymes con servicio de banda ancha cuyo tráfico disminuyó en un 70%», consideró la empresa.

Telecom informó a sus clientes un aumento promedio del 11% en todos los servicios móviles (prepago/pospago), fijos, TV Paga e internet fija. Comenzarán a implementarse a partir de septiembre.
 En un comunicado, explicó que la actualización «es inferior al promedio de inflación del año en curso (13,6% según el Indec). Obedece al aumento de los costos de mantenimiento y a la devaluación del peso en una industria que tiene los insumos dolarizados».

Por otra parte, la compañía consideró que «los precios de los servicios reducidos e inclusivos se mantienen sin modificaciones».

Claro informó que el aumento será del 10% en promedio para los clientes pospagos. Y que los prepagos tendrán el aumento que se postergó en marzo debido a la pandemia de coronavirus.

Señaló también que «los más accesibles no aumentarán: el plan reducido se mantendrá en $250 y el inclusivo en $280».

«En cuanto a los prepagos, se restablecerán los precios previstos en marzo y que fueron suspendidos en esa ocasión. Los servicios al hogar también subirán un 10%», agregó la firma

Liliana Lopez