Compartir

En el anexo de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires se llevó a cabo la jornada organizada por el bloque de diputados de Unidad Ciudadana-FpV-PJ y la Red Provincial por los Derechos Humanos y contó con la presencia de familiares de víctimas, organizaciones de derechos humanos, políticas, judiciales y sindicales.

En la sede del Anexo de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires se llevó a cabo el Foro contra la Violencia Institucional, del que participaron familiares de las víctimas de violencia institucional: Rafael Nahuel, Miguel Bru, Andrés Nuñez, Sebastián Bordón, Marcelo Montenegro, Walter González, Ezequiel Demonty, Mariano Witis, de la Masacre de Pergamino, entre otros. Además, estuvieron presentes la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto; los diputados nacionales Horacio Pietragalla, Fernanda Raverta y Roberto Salvarezza y el ex juez federal Carlos Rozanski, entre otros.

La presidenta del bloque de diputados de Unidad Ciudadana-FpV-PJ, Florencia Saintout, habló en representación de sus pares y afirmó: “Nos parece importantísimo estar acá para seguir pensando estrategias para seguir luchando juntos y hacerle frente a estas políticas del saqueo que van contra el pueblo argentino. Porque la misma idea de violencia institucional nos queda chica; la violencia que sufrimos es de las formas más crueles”. En relación a la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad, repudió que durante los últimos dos años cuentan con aliados como los “medios concentrados de comunicación, donde construyen la crueldad absoluta contra el otro a través de la construcción de enemigos internos”.

El diputado nacional, Horacio Pietragalla, destacó que “hoy estamos en un contexto donde tenemos miedo que los pibes le digan a la policía cuáles son sus derechos, porque lo interpretan como una provocación”. Asimismo, repudió la protección brindada por parte del gobierno al efectivo Luis Chocobar: “La justicia dijo que hubo un homicidio culpable y quedaron en offside los funcionarios tratando de dar un mensaje de este oficial como si fuese un héroe”. Su compañera de bloque, Fernanda Raverta, recordó que en diciembre presentaron un proyecto “que tiene la idea y el objetivo de construir un espacio, una comisión bicameral para el seguimiento de los casos de violencia institucional y de represión, […] frente a un abandono de un Estado que tiene la responsabilidad de cuidarnos y defendernos y hace lo contrario”. Finalmente, Salvarezza repudió el atropello del Estado nacional ante los despidos en instituciones estatales como FANAZUL y el INTI a principio de este año y concluyó: “Necesitamos fortalecer estos foros porque es la denuncia del Estado represivo, esta doctrina Bullrich, no se puede seguir llevando adelante”.

María Nahuel, tía de Rafael Nahuel -el joven de 22 años asesinado en el marco de un operativo de Prefectura en Mascardi en noviembre pasado- dijo que los miembros de la comunidad mapuche “no queremos riquezas, queremos sembrar, tener animales. Mi sobrino dio su vida para recuperar ese territorio. El Estado nos mató a nuestro sobrino y vamos a seguir luchando”. Asimismo, también repudió que días previos al asesinato sufrieron un violento desalojo y agregó que a Rafael “lo mataron por la espalda, lo asesinaron. Sólo pido justicia. Ojalá todos los que están en el gobierno hagan algo, que no sean palabras que las lleva el viento. Que haya justicia para todos. Sentimos mucho dolor y mucha tristeza. Justicia por nuestro sobrino y por toda la gente mapuche que está sufriendo este maltrato del Estado”.

El ex juez federal Carlos Rozanski resaltó el “valor enorme de escuchar estos casos, de visibilizarlos; pero, sobre todo, de tomar conciencia de que estamos en un momento muy particular de historia”. En este sentido, habló de la connivencia policial, judicial, mediática y gubernamental y reflexionó: “Matar por la espalda tiene un significado simbólico muy fuerte […] aquél que mata por la espalda es verdaderamente muy violenta y el que lo felicita es es profundamente más violento. El Presidente de la República es enormemente violento”.

Finalmente, la presidenta de abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto, sostuvo que desde el gobierno “quieren infundir el miedo, que nos callemos. Ya se empieza a hablar en voz baja, a mirar para todos lados. Hay un odio que se está fomentando sumamente peligroso: los unos sobre los otros” pero que “no hay que acostumbrarse a esto, de ninguna manera resignarse a no pelear. Nunca claudicar en lo que creemos. En este sentido, agregó que “Mienten pero no es porque estén fingiendo, son mentirosos de nacimiento. Tienen un proyecto que casi lo titulo de diabólico. Nuestros nietos nos demuestran que la sangre no es agua y están todos luchando al igual que lo hacían sus padres: por un futuro mejor”. En relación a la democracia, dijo que “hay que cuidarla y fortalecerla” y que “si pudimos con Videla vamos a poder con Macri”.

Compartir

Comentarios