El expresidente de Bolivia aterrizó hace instantes en la Argentina para «quedarse» en el país en «condición de asilado», lo  confirmó el canciller, Felipe Solá.

«Viene para quedarse en la Argentina, porque entra en condición de asilado y después pasará a tener la de refugiado», sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores y Culto.

En declaraciones a la prensa, el funcionario nacional señaló que firmó en la noche del pasado miércoles los trámites para aceptarlo como asilado y precisó que en los próximos días solicitará su declaración como refugiado.

A la vez, Sola señaló que «no está previsto» un encuentro entre Morales y el presidente Alberto Fernández para este jueves, aunque no descartó la posibilidad de que haya «un llamado telefónico».

Evo Morales renunció el pasado 10 de noviembre a la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia en medio de una dura crisis, al respecto el canciller argentino onsideró que el de la presidenta interina del país del Altiplano, Jeanine Añez «es un Gobierno de facto».

LF