Es docente y será distinguido por el Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de La Plata, donde es vecino, por su labor solidaria. Cada viernes, viste el traje de Batman y visita hospitales y alegra a niños en situaciones hostiles.

«Esto comenzó hace aproximadamente seis años; ese fatídico 2 de abril que todos recordarán, en donde vivimos inundaciones en La Plata, la más grande la historia. Batman aparece durante, porque cuando yo ingresé por primera vez al hospital empezaba a llover, y me retiré del hospital con el agua por la rodilla. Ese fue mi bautismo. Desde ahí se generó este compromiso», señaló.

«Es muy emocionado, yo soy quien se pone el traje pero detrás de eso hay un montón de gente, de clase media y baja que confió en este personaje sin saber quién es», alertó el hombre, quien pidió dos condiciones para recibir la distinción municipal; que no se devele su identidad y usar el traje y que no haya connotaciones partidistas.

El próximo miércoles a las 11.30 será el acto en La Plata donde Batman será reconocido por su trabajo social. «Soy docente, tengo familia; doble cargo, soy maestro de grado y con tareas administrativas. Mi vida es la de cualquier trabajador, levantarse temprano no tengo otras posibilidad de ir en otro auto que no sea batimóvil», broméo.

Su trabajo es cada vez más comprometido con la realidad, a medida que los vecinos se fueron sumando a su causa, Batman contó que: «Comenzaron los bati-encuentros; son cena shows, se hacen dos al año. Con lo recaudado estamos cerca de llegar al millón de pesos. Se invirtió en cambiar antiguos televisores por LSD, comprar sillones y reposeras para los padres que duermen cerca de sus hijos y que lo hagan de manera más cómoda y digna; pintar, refaccionar pisos y griferías; ahora estamos pintando el hospital».

Escuchá la nota completa:

Carolina Bisgarra