Lo afirmó Ricardo Antonowicz, psicoanalista especializado en deportes y docente, respecto a como se siente el 10 argentino con la camiseta de su país luego del disputar la Copa América.

«Messi representa una singularidad con nosotros como espectadores, verlo jugar bien nos produce alegría, y verlo jugar mal nos produce tristeza», sostuvo el especialista en diálogo con la 97.7.

Además expresó que la potencia de Lionel Messi es que convoca «a la mirada de todos nosotros, si juega bien, si juega mal, siempre en la boca de todos, y es una particularidad que tiene» .

La variable que influye en el rendimiento de cualquier deportista depende del técnico, y quizás no están a la altura de dirigir a Messi», opinó.

En éste sentido, agregó que las declaraciones contra la CONMEBOL, reflejan esa singularidad por sigue «convocando la atención de millones y no cualquier persona logra eso, por tanto sus dichos van en línea con esto», al tiempo que no dudó en decir «Messi brilla dentro y fuera del campo de juego y eso es muy bueno» .

De todos modos, Antonowicz advirtió que es «necesario cuidar a Messi y a los jugadores, también respecto de lo que opinan porque eso puede perjudicarlos», y sentenció «cuidar al equipo y sus individulidades es responsabilidad del director técnico»,

Por otra parte, cuestionó que en el seleccionado argentino no hubiera trabajo psicológico porque «hay prejuicios».

«Argentina no logra constituirse como equipo, juegan partidos y luego cada uno emigra a su lugar», describió el entrevistado quién además es jefe del servicio de psicología en el Sanatorio Méndez y coordinador de actividades de rehabilitación en el Hospital Borda.

Al tiempo que explicó que un jugador como Messi «se desenchufa una vez que empieza el partido» en referencia a como influye la presión del publico de Argentina en su desempeño en la cancha.

Por último consideró que » si tenemos en cuenta que grupo significa nudo, según como se anude ese grupo va a rendir de acuerdo a un objetivo, si no lo anudas el equipo no rinde, y si lo dejas en posición de estrella a Messi, queda fuera del nudo, queda excluido».

Bernarda Tinetti